25 de Junio de 2022
5 Blends de la EXPOVINO que tenés que probar

Te presentamos 5 vinos que se caracterizan por ser una mezcla (corte o blend) de una o varias uvas de un mismo o varios viñedos.

Lindaflor Blend: es un vino de corte, de la variedad de Malbec y Syrah, elaborado con viñedos de Tunuyán, plantados a una altitud de 1000 msnm, de la  bodega Monteviejo que tiene a Marcelo Peleritti como Director y Enólogo de la bodega. De color rojo con tonos púrpuras. En nariz presenta aromas de frutos rojos, bien pronunciados, notas de especias y grafito. En boca es delicioso con un paladar profundo y un cuerpo estructurado, de final rico y persistente.

Aresti Anke Blend: Un vino suave y aterciopelado, con chocolate, bayas y grosella. Cuerpo completo, taninos redondos y un acabado afrutado. Una mezcla de Carménère, Petit Verdot y Syrah, aclamado por el famoso enólogo James Suckling. De color rojo rubí vivo e intenso. Vino elegante y aromático, con notas a frutos rojos frambuesa, higo y florales como violeta. Posee una excelente intensidad y complejidad de sabores, combinado con los toques de roble francés y americano que entregan especias, almendras tostadas, vainilla y estructura en boca.

Vistalba Corte B: Vinos de corte de uvas tintas, que representan lo mejor de cada cosecha y presentan gran capacidad de guarda. Con un rojo granate de buena intensidad, donde sobresalen las notas de frutas rojas, en especial ciruelas, también se destacan el clavo de olor, vainilla y chocolate. De entrada dulce, sus taninos aportan buena textura, final fresco y persistente.

Amalaya Gran Corte: Un milagro - como se traduce Amalaya en lengua indígena- que  proviene de los Valles Calchaquíes, plantados a 1.800 metros sobre el nivel del mar; el resultado: un vino complejo y elegante. Brillante, con un profundo y penetrante color rubí. Aromas a frutas rojas y negras con notas especiadas, típicas de la región y suaves notas a vainilla, provenientes de su paso por barrica, con un final largo y delicado

Emiliana Coyam Blend: Vino insigne que representa todo lo que es Emiliana. Su nombre significa “roble” en el idioma de los antiguos habitantes de Chile, los mapuches. De color rojo profundo. En nariz presenta un aroma intenso que recuerda cerezas y frutillas, mezcladas delicadamente con notas de tabaco, cedro y romero, y suaves toques ahumados. Un vino jugoso, con taninos maduros y dulces que proveen de una buena estructura y volumen, de final largo, fresco y elegante.

2 de Junio de 2017

webmaster

Notas relacionadas

Lo más leído