17 de Agosto de 2022
¿Ubican esos platos de pasta bien abundantes, típicos de bodegones porteños? Porciones gigantes, salsas desbordantes, montañas de queso rallado… De esto no trata la nota. No: a continuación, vamos a hablar de vera pasta italiana. La comida regional italiana que hoy pulula por los menús.

La Locanda

Un restaurante italiano abierto en 2010, se volvió una meca para los expatriados nostálgicos de los sabores de casa y los amantes de la comida italiana de verdad. Sardegna, región del chef Daniele Pinna, está muy presente en la carta. Como entrada, gana el polipo alla piastra, pulpo a la parrilla con papines, rúcula, aceitunas negras y tomates tostados, un viaje al Mediterráneo. Las pastas son ejemplo de cómo en la cocina sarda conviven dos hábitats y dos tradiciones culinarias: mar y entroterra, con tradición campesina y pastoral (y parrillera). Los gnocchetti alla campidanese y los tagliolini alla bottarga representan esta dualidad. En el primer caso, son gnocchi 100% sardos, acompañados de salsa de tomate y chorizo, y dos especias de toque mágico: azafrán e hinojo. La botarga, son huevas de pescado en salsa de ajo, peperoncino y tomate natural que aportan picor y frescura a nuestro recorrido. La lasagna sarda, i ravioli di gorgonzola y el risotto ai funghi son otros primi piatti de la carta. 

José León Pagano 2697, Recoleta

+54 911 2458 2506

@lalocandaristorante


Trattoria Olivetti

Hacia el final de un boulevard cerca del Jardín Botánico y del zoológico, Trattoria Olivetti es un esencial del barrio. Una espectacular terraza, mesas a la calle, sin caer en el cliché de los manteles a cuadritos, reflejan una trattoria moderna: máquinas de escribir, posters vintage, muebles y pisos de madera decoran un restaurante que propone platos clásicos y de autor. ¿Qué decir de las mezze maniche mari e monti? Pasta corta con salsa de calamares, espárragos y ‘nduja (embutido calabrés picante, que está de moda), se trata del plato más original de la reseña. Las fettucce al salmì di cinghiale, una salsa a base de jabalí cocinado con especias y vino tinto son bien potentes, los ravioli all’agnello (cordero con manteca y salvia, almendras y miel), los gnocchi di patate (de papa asada con salsa de tomate, mozzarella fior di latte y albahaca), un clásico. Ah, y antes de meterse en la pasta, la entrada recomendada: bruschetta, pan de masa madre con escabeche de conejo, hongos silvestres y alcauciles.

Av. Cerviño 3800, Palermo

+54 911 4802 4075

@trattoriaolivettibsas


L'adesso

Donde Palermo se aleja de Av. Santa Fe y se vuelve Hollywood, está uno de los mejores restaurantes italianos de Bs As, abierto en 2011. La puerta a la calle engaña: el local es grande y tiene un patio amplio, covid friendly. El chef, Leo Fumarola, es de Puglia, por lo tanto, un plato de pescado o frutos de mar es siempre buena opción; yo empezaría con una ensalada de mar tibia de antipasto. Pero vamos a lo importante. Si gustan de pastas rellenas, los ravioles de ricota y espinaca, embebidos en ragú napoletano (pechito de cerdo cocinado en salsa de tomate por horas), son refinados y contundentes; si prefieren pastas largas, los tonnarelli cacio e pepe: si cierran los ojos el aroma del queso pecorino y la pimienta los va a catapultar a Roma. No es pasta, pero la parmigiana di melanzane (tipo lasaña hecha de berenjenas, salsa de tomate y queso) es opción imbatible. Suele haber platos especiales fuera del menú. Si tiene pesto, no duden, el chef fue galardonado en el Concurso Mundial del Pesto. 

Fray Justo Sta. María de Oro 2047, Palermo 

+54 911 2077 7748 

@ladesso_ristorante

19 de Julio de 2022

Gisselle Jara

Notas relacionadas

Lo más leído