18 de Enero de 2022
Las harinas Compal son producidas por Molinos AgroEco en Campo 9, donde se encuentran las mayores plantas de producción harinera de Paraguay. Productos de calidad para los hogares paraguayos es el lema de estas harinas y de la gente que las produce.

El gerente y socio de Molinos Agro Eco, Henry Schroeder, nos cuenta que la empresa compra trigo de los productores locales y lo molinan para elaborar su línea de harinas tipo 000, 0000 y leudante que distribuyen en paquetes de 1 y 5 kilos en supermercados, panaderías, fábricas de pastas, negocios minoristas y despensas. 

Agro Eco, lleva 17 años operando. Empezó en 2004 y fue creciendo, inició con 55 toneladas de producción por día y en 2006 ya había aumentado a 110 toneladas por día. Hoy produce 220 toneladas de harina en 24 horas y su silo tiene capacidad para almacenar 36.000 toneladas.

5 de Enero de 2022

Alacarta

Planta de Molinos AgroEco .  (abajo) Henry Schroeder  y  staff en el Molino.

Henry Schroeder nos comenta que Paraguay ha mejorado mucho su producción de trigo. Siempre se buscó un trigo más duro y ahora se está produciendo muy buen trigo. Todavía no es trigo duro como el de Canadá o EEUU, pero es un trigo mejorado semiduro. La zona más productiva es Alto Paraná y después el Sur del país. También se produce trigo en Pedro Juan Caballero, Capitán Bado y recientemente en el Chaco, donde está aumentando su cultivo. 

Hoy, Paraguay está exportando trigo y harina a Brasil y Bolivia. Brasil compra trigo paraguayo como mejorador, para mejorar el trigo argentino. El gobierno brasilero tiene la política de dar trabajo a su gente por lo cual compran el trigo y producen la harina en Brasil con el trigo paraguayo. Sin embargo, también compran harina y en los últimos años Bolivia comenzó a comprar la harina paraguaya. 

El consumo interno de harina es importante. La población paraguaya consume mucha harina en forma de fideos, panificados, galletitas y otros alimentos. En términos generales, la harina 000 se usa en panadería y la 0000 en confitería y pastelería, también para discos de empanadas. Anteriormente, a la 000 se le llamaba harina común. Es una harina regular. Una verdaderamente común y de mayor fuerza sería la 00, pero prácticamente no está disponible en el país para el consumidor final. 

Agro Eco también produce harina integral pero la venta de panes integrales no llega a representar el 0,20% de la producción total de harina. Por lo que no siempre se fabrica harina integral, cuando no hay demanda no se produce. También elaboran semolín, un producto que se usa para mezclar con la harina, hacer ñoquis y fideos especiales.

Schroeder nos cuenta que durante la pandemia, el campo no paró de producir. Hubo un efecto contrario, cuando llegó la cuarentena, se vendía más harina.  Todos compraba los kits de 5 kilos. Aumentó el consumo de 10 a 15%. Los pedidos de supermercados y tiendas aumentaron cuando la gente se quedó en casa para cocinar en lugar de salir.

En el futuro, Molinos Agro Eco planea ampliar su línea de productos con fideos y galletitas procesados con harinas Compal. 

Agro Eco, se encuentra en el distrito de Juan Manuel Frutos, sobre la ruta 2, Km 209

Notas relacionadas

Lo más leído