6 de Marzo de 2021
Descargá la aplicación.
Alacarta App
@Peta cocinero digital

5C6A2040Un lunes de mañana, entre sus muchas actividades, Pedro (Peta) Rüger, el primer chef youtuber que tuvo Paraguay, nos cuenta cómo llegó un corredor de aventura experto en marketing a hacer comida típica online.

¿Cómo caíste en el mundo gastronómico?

Soy el más chico de 4 hermanos; jugábamos rugby y volvía de entrenar tarde y con hambre. Cuando preguntaba qué había para la cena, mi hermano ya había comido todo. Mi mamá comenzó a comprarme hamburguesas que quedaban congeladas en el freezer y de ahí saqué un doctorado en hamburguesas de todo tipo. Una semana santa me dejaron solo y mamá me dejó ñoquis en el freezer, traté de hacer la salsa blanca y terminé tirando 2 ollas de ñoquis al terreno baldío de al lado de lo fea que me quedó. Al llegar mamá le pregunté cómo se hacía y ahí empecé a interesarme en la cocina.

¿Cómo entrás al mundo cibernético?

Soy licenciado en publicidad y marketing, y un año estudié gastronomía. Siempre me gustó cocinar, pero en esa época no había tantas opciones.

Cuando trabajaba en un local de comida, estaba de lunes a lunes, sin vida. Ahí dije que nunca más iba a trabajar en gastronomía hasta que no fuera algo mío. Seis años después tuve la oportunidad de abrir el restaurante Victorino, sin saber cuál sería mi rol. La primera semana fue un caos. Estaba todo reservado, ¡140 personas! El segundo fin de semana ya me metí a la cocina. Así terminé como community manager, chef ejecutivo y encargado de compras, sin querer. Victorino me dejó una universidad salvaje y mi canal de Youtube como herencia.

Los primeros 3 meses del restaurante fueron irreales por la novedad y después pensé en mover Victorino en las redes. Conocí a un chico que estaba casado con una youtuber paraguaya y tenían una empresa de manejo de redes sociales; ellos me dieron varios tips. Eventualmente me sugirieron abrir un canal de Youtube. Yo comencé para visibilizar el restaurante con 15 a 20 videos el primer año.

Al año siguiente me encontré con Pedro Cáceres, con quien había trabajado en Villa Morra Suites, y como él tenía restaurante y estaba en la tele, le pedí su opinión. Me dijo algo clave, que son dos cosas que no tienen nada que ver, dos públicos diferentes. Ahí me cayó la ficha y decidí separar las cosas. Empecé a ser más amigable, familiero y relajado en mi canal luego del encuentro con Pedro.

En resumen, mi canal es hijo de Victorino. Al cerrar el restaurante volví a una empresa de marketing, pero necesitaba algo distinto y salí para ser un cocinero digital.

¿Cómo es la rutina de un cocinero youtuber?

No grabo todos los días a la misma hora. Hace 20 videos que edito yo, me grabo y edito solo (ese es el espíritu youtuber) y eso toma tiempo. Además, una vez a la semana grabo “Entrená con Leryn” para el cable. Ninguna semana se parece a la anterior. Esta semana, por ejemplo, comienzo una consultoría en un local de comida rápida.

¿Y en tu tiempo libre?

Corrí carreras de aventura por 10 años, pero hace 5 fui papá y ahora mi aventura es disfrutar de mis hijos.

En mi tiempo libre, mucho no salimos con mi esposa. Desde Victorino, me gusta más quedarme en casa. Me encanta hacer asado con amigos y que estén ahí los chicos dando vueltas. Al final uno termina juntándose con amigos que tienen hijos que también tienen que agotar. El objetivo del tiempo libre ahora es que a la vuelta a casa se queden los chicos dormidos en el auto… Ahí tuviste éxito como padre.

¿Cuál es el público al que apuntás?

Quiero un público familiar: entusiastas de la cocina, jóvenes. Siempre trato de hacer una cocina que sea sencilla y accesible con cosas que se encuentren en una heladera normal. Me gusta hacer mucho con poco y la gente percibe eso.

Las mayores vistas de mi canal son de Argentina y Paraguay. A pesar de que pauto aquí, en Argentina me siguen mucho, son el público mayoritario.

Y en la tele el público es variado. De hecho, un día llegué a casa contentísimo, moviendo la colita: Roque Santa Cruz me reconoció porque ven el programa de Leryn Franco en los entrenamientos de Olimpia.

5C6A2030

¿Qué querías lograr con las redes?

Cuando comencé en serio en Youtube quería expandirme, pero me di cuenta de que vivo en Paraguay con las marcas que existen aquí. Mi estrategia los primeros dos años fue más amplia, pero con menos éxito y después comencé a enfocarme en lo local. Remé mucho hasta el año pasado pero de pronto, todo comenzó a funcionar.

En un principio hacía cosas que eran más complejas, pero en Semana Santa y San Juan de 2016 decidí hacer recetas paraguayas. Hoy en día, ese es uno de mis fuertes y lo que demanda el mercado. Le había dado la espalda a Paraguay y hoy los videos que más éxito tienen son los de comida típica paraguaya. Muchos paraguayos en el exterior quieren este tipo de material.

¿Por qué elegiste Youtube para difundir tu contenido?

En Youtube está más accesible el contenido. El buscador más grande del mundo es Google y el segundo Youtube. Todos los videos que subo conforman una suerte de recetario que está siempre disponible. Tengo recetas que tienen buenas vistas siempre, aunque ya tengan arriba muchos meses. En Facebook tenés el problema de que, si no se pauta, no se ve el contenido y cuando algo ya tiene antigüedad se pierde en el tiempo.

Además, con mi hija aprendí cómo se expande Youtube y cómo viaja el contenido y es muy interesante. Mis sobrinos millenials también me guían con las tendencias.

¿Cómo cambian las redes sociales la relación del público con el cocinero?

Las redes sociales hicieron la brecha más corta entre la persona que genera el contenido y el público que lo recibe. Antes querías una receta y tenías que ir a comprar el libro, hoy el cable y el internet hacen que esté todo accesible y cercano, tanto el personaje como el contenido. Eso cambió mucho la relación y también modificó el gusto de la gente y su necesidad de información rápida.

También cambia la expectativa de lo que debe hacer uno. Antes tenía una productora que hacía mi material, pero aprendí que la filosofía de Youtube es hacerlo uno mismo y la gente valora mucho más eso.

¿Hacia dónde te gustaría llevar tu carrera?

Me encantaría hacer cenas chiquitas, ir a la casa de las personas y cocinar para máximo 30 personas, para poder asegurar una calidad alta. Mi canal se llama En el Horno con Peta, mi futuro es En tu Casa con Peta. Hay algo increíble que es la comunicación entre el cocinero y el comensal. Si a un plato que está rico le sumás la información y la intención con la que lo hiciste, el comensal entiende y cuando entiende disfruta más.

Quiero seguir con mis videos y ampliar lo que estoy haciendo: viajar al interior, visitar lugares nuevos, ver productos autóctonos o peculiares, cocinar en distintos espacios. Quiero que la gente se empodere con los videos. También me gustaría hacer un sitio web con recetarios online donde la gente pueda acceder a mis videos.

No voy a cambiar la gastronomía paraguaya, pero haciendo los platos tradicionales estoy dejando un legado para que más adelante otros lo tomen y construyan sobre eso.

18 de Septiembre de 2018

webmaster

Notas relacionadas

Lo más leído