24 de Junio de 2022
Si preguntás a "san Google" dónde comer cocina rusa en Asunción, es el único restaurante que aparece. Bo Angersbach, su propietario, cuenta que preparan platos rusos desde hace 20 años, también de otras cocinas como la alemana.

12 de Febrero de 2022

Alacarta

Debido a la gran extensión territorial de Rusia, su gastronomía deriva de múltiples pueblos. Es una cocina de mucha riqueza, muchos platos y sabores únicos. El pescado es abundante, también el cerdo, las aves, los hongos, bayas y miel. Granos y cereales como trigo, centeno y cebada se usan en una variedad de panes, tortitas, pasteles, cerveza y por supuesto... vodka.

Los Angersbach fueron cautivados por esta gastronomía y decidieron crear el Restaurante Piroschka de cocina rusa en Asunción y hoy invitan a celebrar su aniversario 20, durante todo el año, con un recorrido por cada plato y sabor que han servido durante este tiempo. “Paraguay es un país donde a la gente le gusta comer y compartir

A la mayoría de las personas les atrae probar nuevos sabores y hay muchos rusos y descendientes que comparten la cultura culinaria que ofrecemos” afirma Bo Angersbach propietario y cocinero de Piroschka. Nos explica que la carta ha ido evolucionando según las preferencias de los comensales y que también incluye platos de la cocina alemana y algunos internacionales.

Para comprender esta evolución debemos remontarnos al origen. Piroschka abrió en 2002 como el restaurante del hotel Westfalenhaus en el barrio Mburucuya de Asunción. El propósito inicial era ofrecer una alternativa gastronómica diferente, pues si bien la familia Angersbach es alemana, locales de comida alemana ya había bastantes. Se decidieron entonces por otra gastronomía que les fascinaba, la balcánica, originaria de países europeos como Bulgaria, Bosnia, Serbia y otros.

Con esta propuesta abrieron Piroschka (para los curiosos es el nombre de una princesa histórica, Piroska de Hungría). En el inicio, las propuestas del menú eran de cocina balcánica. Pero muy pronto se dieron cuenta de que el paladar local, poco acostumbrado a estos sabores, no recibió bien esta propuesta. Entonces, dieron un giro, cambiaron el menú y se enfocaron exclusivamente en gastronomía rusa y alemana, pero conservaron el nombre del restaurante. “Los rusos creen que Piroschka es una forma linda de decir Pirozhki, un tipo de empanadas rusas (un plato clásico) y nosotros ya solo les damos la razón” comenta Bo entre risas.

Cada plato es un trazo de su historia.

El plato estrella del Piroschka es la Tilapia a la Volga, una porción de este pescado sumergida en una salsa cremosa.

La tilapia a veces se reemplaza por corvina, según la temporada. El término “a la Volga” hace referencia al río homónimo -tan importante de Rusia- en cuyas orillas se cultivan frutos y vegetales que se utilizan para preparar este plato.

Otros platos muy solicitados son las empanadas rusas, Pirozhki y los Vareñiki, que son raviolis rusos con rellenos varios (papa, cebolla, panceta y ricotta en crema agria al vodka y limón). Y por supuesto, no pueden faltar los cortes de carne. “La experiencia con los huéspedes del hotel nos enseñó que quien viene a Paraguay, quiere comer carne”, destaca Bo.

El menú aniversario (2002-2022) contiene todas las propuestas presentadas a lo largo de los 20 años del Piroschka, e incluye entradas, ensaladas frescas, sopas, platos vegetarianos, picadas para dos personas, platos rusos y alemanes de carnes, aves y pescados. Todo esto coronado con una amplia variedad de postres. “Siempre están los clásicos, pero cada año fuimos innovando con platos nuevos, por temporada o por disponibilidad de insumo”.

A esto agregaron platos exclusivos para los niños. Piroschka comparte la esencia hogareña del Hotel Westfalenhaus por lo que el restaurante cuenta con espacios al aire libre y un área de juegos para los niños y también para las mascotas en el jardín.

Para completar la experiencia el restaurante ofrece una surtida barra de tragos, la Cai-Piroschka, cocteles, vodka, whisky, cognac, cervezas nacionales e internacionales, chopp y vinos.

También una parrilla con capacidad para 60 personas que invita a compartir entre amigos.

También celebran noches temáticas como la Noche culinaria rusa, Bufé pakistaní; talleres de comida extranjera, visita de cocineros internacionales y conversatorios con referentes vinculados a la gastronomía internacional.

Ambientado con objetos representativos de la cultura rusa como las famosas muñecas matrioska, arte en cerámica y recreaciones de las cúpulas acebolladas tan características de la arquitectura rusa, el restaurante tiene un ambiente agradable de sencilla elegancia, mucha madera, candelabros... Piroschka invita a vivir una experiencia culinaria diferente.

Bo Angersbach - proprietario de Piroschka

 

Piroschka Sargento 1° Manuel Benítez 1575 Barrio Mburukuya.

Abierto de 06:30 a 23:30 Domingos 7:30-22:00

Cierra martes.

www.restaurantpiroschka.com

021 297 966

piroschka@westfalenhaus.com

Notas relacionadas

Lo más leído