6 de Agosto de 2020
Rosado del mes
Château de Berne Esprit Méditerranée Rosé 2017

 

 

 

LA DENOMINACIÓN DE Origen Protegida (DOP), la Indicación Geográfica Protegida (IGP) y la Especialidad Tradicional Garantizada (EGT) son certificaciones que identifican alimentos y bebidas que reúnen características especiales y los “protegen” o diferencian de otros productos que pudieran aprovechar la fama de un lugar de producción. Estas características están compiladas en pliegos de condiciones que garantizan la “homogeneidad” del producto, válidos principalmente para la Unión Europea. Un producto DOP indica que sus características son especiales por el lugar donde se produce. Su elaboración se realiza en una zona geográfica concreta. La identificación se usa en el vino, el aceite de oliva, jamón, queso, etc.

10 de Marzo de 2020

Christian Mezger

El sello IGP garantiza que el producto es originario de un lugar determinado, posee una cualidad, una reputación u otra característica que se atribuye a su origen geográfico. Alguna de sus fases de producción, transformación o elaboración debe tener lugar en la zona geográfica definida, pero no exige que todas las fases se realicen en esa zona. En esto, la IGP es menos exigente que la DOP. 

Hoy existen cerca de 196 indicaciones registradas, distribuidas en tres tipos: 

Régionaux: 6 de estas IGP cubren grandes áreas. La más importante es: Vins de Pays d’Oc (o Pays d´Oc IGP), que abarca la costa mediterránea al oeste del estuario del Ródano y representa 60% de toda la producción IGP.

Département: 54 de los 100 existentes tienen su propia IGP. Bordeaux, Alsace y Côte d’Or son notables excepciones.

Zone: Hay 136 IGP zonales, más pequeños que los départements. Estos vinos no pueden tener nombres similares a los vinos AOC procedentes del mismo lugar.

 

 

Cubre gran área de la costa sureste de Francia, la región vinícola de la Provence y parte del Valle del Ródano, compartiendo tierras con denominaciones AOC. Se extiende sobre 10 departamentos (incluidos dos en la isla de Córcega). Cubre partes más pequeñas de Isère, Loire y Rhône. El terruño aquí es variado, pero se caracteriza por el clima cálido y seco del Mediterráneo. Las horas de luz solar dan excelente maduración a las uvas, que son enfriadas por fuertes vientos y 

noches más frías en los viñedos de mayor altitud. Los vientos, especialmente el Mistral del norte y la brisa del mar del sur, a menudo dan períodos de fuertes lluvias. 

El IGP de Méditerranée es indicador geográfico sin los estrictos requisitos de vinificación y selección de variedades de uva impuestas por las AOC regionales. Una gran proporción de vinos Méditerranée IGP son rosados estilo típico provenzal. Uvas como Garnacha, Syrah, Cariñena y Cinsaut dominan los tintos y rosados con en el caso del vino que describimos hoy.

Una hermosa botella con etiqueta jovial y fresca, aunque seria a la vez, nos invita a disfrutarlo en la terraza, al aire libre, aunque su elegancia también va muy bien con una cena especial. Es un blend rosado poco usual, de Cabernet Sauvignon, Cinsault, Cariñena, Garnacha negra y Merlot.

De color rosado pálido brillante, en nariz se siente joven, vibrante con aromas frutales y tenues especies dulces. En boca es ligero, seco, crisp, balanceado, redondo, con algo de acidez, alcohol casi imperceptible, frutalidad joven, presencia de cereza roja, guindas y toque cítrico en el fondo. Tiene un final agradable poco persistente y elegante. Es un vino para tomar ahora, fresco, de 6ºC a 8ºC, como aperitivo o entrada con ensalada fresca, carpaccio o lonjas de chancho frio.

Es un rosado fresco, agradable y bien estructurado, muy gastronómico. ■

Notas relacionadas

Lo más leído