29 de Noviembre de 2021
Vía Gastronómica o la ruta gastro-afrodisíaca

Para los cultores de la buena mesa, de los frutos de mar y las atribuciones que a estos se les confiere con relación al buen “amar-amor”, a mil trecientos kilómetros del Oratorio de Nuestra Señora de la Asunción, punto cero de la capital, está la meca de las ostras más cercana a nuestros paladares.

Al vapor, gratinadas, en escabeche, al limón o vivitas y molusqueando se presentan algunas de las opciones entre las más de 20 que comprende la carta del Restaurante Ostradamus, en Ribeirão da Ilha, en la parte sur de Florianópolis, solo en lo que a oferta de ostras se refiere.

Untitled-1

Ostradamus es reconocido por la calidad de sus insumos y por ser, además, el único en ofrecer ostras depuradas que provienen de cosechas autogestionadas. Estos moluscos de la isla son conocidos como ostras del Pacífico “poseen un sabor más fuerte que la ostra común”, me comentaba Samuel Díaz, el Somm del restaurante, quien se encargó del servicio total de mi mesa. Conversando con Samuel descubrimos que tenemos varios cercanos del mundo del vino de viñas amigas, como Benjamín, de Viña Lapostolle, a quien muchos conocen en Asunción; Sonia de Montes, y a mi amigo Philippe Manfredini, con quien recorrí y estudié Champagne y sus elíxires. Las etiquetas que representa Philippe hacen parte de su muy nutrida cava subterránea donde este apasionado gestor de vinos guarda botellas de añadas valiosas, esperando al cliente indicado a quien  ofrecerlas para su disfrute.

Pero, volviendo a la descripción de las ostras, lo que seduce de estos frutos es justamente la carnosidad y la suavidad con la que ingresan y se disfrutan en el paladar.

El mejor momento para ir a la isla es fuera de temporada, cuando ya todos los turistas veraniegos han vuelto a sus hogares. Es entonces cuando se puede disfrutar de toda su belleza natural, que es inmensa; sin el bullicio y las largas colas de autos que se forman para ir de un lugar a otro.

Llegar a una Playa Brava vacía es como sumergirse en el paraíso de The Blue Lagoon (La Laguna Azul), una playa de tres kilómetros cuando mucho, abrazada por un frondoso verde que emerge imponente de suelo a cielo, con un mar que golpea, a ratos rabioso, pero que limpia hasta la médula.

Para quienes hemos nacido en la cercanía del mar su falta nos genera una silente nostalgia, no solo paisajística -recuerdo siendo niña contemplar el horizonte imaginando que al final de nuestra vista, allá lejos donde los barcos se pierden, se caen del mundo-, sino también una nostalgia por los sabores, la alegría y el frescor del mar.

Como entrada, una docena de ostras; seis al natural, con puro limón, y seis gratinadas. Sobre una gran bandeja de sal venían en formación prestas a ser engullidas. Mientras tanto, en las copas un Verdejo orgánico con una etiqueta desconocida, pero con solo un primer intercambio de palabras con Samuel, quedó claro que la elección era la correcta. Es muy raro que un vino de Rueda sea malo y más aún en un restaurante de buen nivel.

La pausa la pone la ida al muelle, separado del salón por un par de escalones, desde donde se contemplaba esa noche un inmenso cielo estrellado e infinito. Para mi felicidad, las copas se mantenían servidas a punto. Luego, el aviso que la mesa está nuevamente servida. Esta vez, con camarones pistola, una especialidad de la casa, en versión alho e óleo, no muy indicada para quienes después quieran caer presas del “efecto bivalvo”, rojos, brillantes, enormes, enteros en formación cucharita. Ni ellos ni yo opusimos resistencia. Era día de celebración.

Amar Amor

La pregunta que todos se/nos hacen/mos: ¿de dónde sale el complemento afrodisíaco de las ostras?  Es una cuestión netamente química. Estos bivalvos poseen distintas propiedades. Son ricos en proteína, pobres en calorías y con alto porcentaje de zinc y yodo, responsables de la producción de testosterona, la hormona sexual. De ahí sus cualidades afrodisíacas. Con esto se completa la frase “Para hacer bien el amor, hay que venir al sur”. ¡Al sur de la isla!

15 de Noviembre de 2017

webmaster

Notas relacionadas

Lo más leído