12 de Mayo de 2021
Descargá la aplicación.
Alacarta App
Alacarta SanBerTour 2019

San Bernardino, es un diamante de civilización que vive de manera plácida gozando de la vista del Lago Ypacarai. Es un lugar que para el asunceno cobra vida cuando llega el verano, pero que sin embargo, es hogar permanente de un cast de residentes coloridos. Este pueblo veraniego se convierte en el lugar de preferencia para la gente que busca escapar de la gran ciudad que parece atraer la atención laser del calor bíblico que sufrimos. Por esta razón decidimos hacer un pequeño chapuzón en la laguna de las experiencias gastronómicas que ofrece esta joyita de verano.

Acompañanos en nuestro Alacarta SanBerTour.

Hotel del Lago

Nuestro hospedaje fue el histórico Hotel del Lago, donde nos recibió su gerente, el señor Osvaldo Codas y su asistente felpudo de 4 patas, Bonita. Osvaldo nos contó como el hotel simboliza el encuentro de las corrientes migratorias que repoblaron el Paraguay en la pos-guerra del ’60 (1864-1870). Dando énfasis a la historia este lugar tiene mucho para contar considerando sus 130 añitos. La parte culinaria está enfocada desde una vista multicultural. Cada cultura que vino a Paraguay trajo su cocina, sus sabores, aportando a la nuestra. De este modo, además de recetas que prueba en sus viajes, Osvaldo Codas elige su menú.

Comimos: 1. Pollo a la Ankara (receta Turca) 2. Chuletas de cerdo Ypacaraí 3. Merluza al roquefort 4. Ravioles de verdura con salsa 4 quesos

Nuestra segunda parada fue la nueva rama de Alma, cocina con fuegos. Un ambiente que se mantiene fresco a pesar del calor que lo envuelve. Con un menú simple que ayuda a la indecisión del cliente y a la perfección de los que preparan los platos en la cocina. Sus platos de cerámica hablan de un lugar que le gusta cuidar cada detalle y mostrar lo que tiene que ofrecer la producción paraguaya. En la barra estaban los hábiles bartenders que nos vieron la cara de sed y decidieron entretener nuestros sentidos con sus tragos a base de Puerto De Indias y Ron Dictador.

Alma

Comimos: 1. Sandwich de matambrito 2. Sandwich de bife de chorizo 3. Ensalada de Mango 4. Gambas al ajillo

Pecadora Pizzería 

Seguimos inmediatamente en Pecadora Pizzería, donde uno elige los toppings para ponerle a su pizza sobre una base de queso mozzarella, que luego se prepara al tatakua. Para el placer del equipo, la cocción de la masa estaba bien balanceada y las recomendaciones de la cocina acertaron en el ojo de nuestros antojos. Así como Alma, el menú es simple pero al poder seleccionar cada topping, las posibilidades son varias.

Comimos: 1. Pizza con rúcula, cebolla caramelizada y jamón crudo 2. Pizza con parmesano y pepperoni.

Chelato

Para el postre, fuimos a Chelato, obviamente una heladería. Su estética recuerda a las heladerías norteamericanas de los años 50, pero más divertida. Tiene hamacas en vez de asientos, helados paleta con formas de animales y sonrisas. La selección era excelente para el que está hastiado de los sabores de siempre. Cremoso pero crocante, Chelato tiene un lugar especial en nuestra memoria gustativa.

Casa Corona

Como siempre, Casa Corona lleva la bandera de lo que una fiesta de verano joven debería ser. Shows en vivo, luces brillantes, música vibrante y un staff más que dispuesto a que todos sus visitantes pasen un momento memorable. Ubicada en las afueras de San Bernardino, Casa Corona está rodeada de verde bello y salvaje. Listo para todos los rituales celebratorios del espíritu joven.

Walterio

Ubicado en el centro de su ciudad natal, Walterio tiene una estética más parecida a la de un pub europeo que a la de una hamburguesería de ciudad pequeña. El lugar me incitaba a instalarme en su bella barra de madera oscura y a pedir cerveza a temperatura ambiente. Obviamente teníamos un deber que cumplir así que no pude llevar a cabo mis fantasías. Esta vez, quisimos que la gente de Walterio eligiera lo que consideraban sus fuertes. Y no decepcionaron nuestros antojos carnívoros… (opción vegetariana incluida)

Comimos: 1. Volkburger 2. Good Father 3. Picaña Burger 4. Papas Rancheras

Travelin’ Truck

Atendido directamente en la calle, el travelin’ truck fue lo más callejero de nuestro tour. Pero lo pequeño del camioncito no quita nada de la pasión y el amor con la que está preparada la comida y definitivamente tampoco influye en su tamaño. Lastimosamente fuimos atrapados por la lluvia que nos forzó a comer de pie, pero justamente fue eso lo que agregó para que la experiencia fuera memorable. El travelin’ truck es uno de esos lugares ideales para hacer previa a una noche de diversión.

Comimos: 1. American Classic 2. Lomito Frances

El Café Francés

Un lugar ideal para pasar la lluvia que nos atrapó ese día. Las recetas del lugar son para aquellos que no buscan repetir los platos de los alrededores, como nos hizo saber la señora Angela Noel, cocinera del lugar. Aquí “No hay milanesa, hamburguesa, empanada, mandioca, pasta ni pizza”. Yo sabía porque nos contaron que ella no servía ese tipo de comida, pero igual pregunté para ver su reacción que fue bastante entretenida.

Comimos: 1. Omelette con hierbas finas 2. Lomito con salsa de cuatro pimientas, flambeado al coñac 3. Strogonoff de carne vacuna, crema, pimienta y hongos 4. Omelette norvégienne (tarta helada merengada y flambeada) 5. Crème Brulée (Crema quemada)

El Viejo Marino

El lugar donde uno asegura el partido si busca comida de mar, algo que se tiene claro ya desde el nombre. La lluvia nos dio esa buena vibra de puerto combinada con las fuentes de mariscos por las cuales es tan conocido este lugar. Para los días de temperatura razonable, uno tendrá disponible los campos verdes que rodean el local que está situado en las afueras de San Ber.

Comimos: 1. Mejillones a la provenzal 2. Planchada de mariscos (para 2 personas) 3. Salmón rosado a las finas hierbas

Diablada

Un paraíso de fiesta elevado en las alturas de una colina con una clara vista del lago donde se puede disfrutar de buen sushi en la terraza o de los tragos servidos en la barra. Llegamos temprano como para ver el lugar en su máximo esplendor pero pudimos presenciar la atención al detalle que se le da a la preparación de Diablada. El chef / sushi man Takao Yamadera nos preparó sushi directamente en la mesa donde que comimos, con el lago de fondo. Su presencia es de esas que inspira respeto, como Pai Mei en Kill Bill Vol.2, pero sin salir a los puñetazos de un ataúd enterrado a un metro bajo tierra.

Sur - Cocina de Cordillera

Salido de una revista de arquitectura danesa, Sur es un lugar para deleitarse después de un día de aventura, ubicado en Tava Glamping. Situado verdaderamente en el medio de la jungla es el lugar ideal para desconectarse de la vibra frenética de ciudad y reencontrarse con los propios sentidos a través de la experiencia que ofrece su elegante entorno con vibra de campamento de verano.

Aqua Village

Un lugar que rompe con la estética hogareña de SanBer, pero que lo hace sin distorsionala. Aqua Village es como un mini Miami dentro de Paraguay. Tiene una hermosa y gigante laguna central artificial donde sus residentes gozan en frescura, deporte y juegos. Alrededor tiene un lugar disponible para alimentos y refrescos y un restaurante en el club house. El chef Emiliano Gul nos mimó con platos de mar. Comimos una tremenda paella y para no perder las costumbres también probamos un plato de mollejas. Finalizamos con helado, brownie y bayas. ¡Salimos redondos y felices!

Comimos: 1. Mollejas a la torrontés 2. Paella 3. Helado con brownies y bayas 

7 de Enero de 2019

Rodrigo Silvero

Notas relacionadas

Lo más leído