29 de Noviembre de 2021
Shangri-la: El paraíso oriental asunceno

[unitegallery Shangrila_El_paraiso_oriental_asunceno]

En 1933, el escritor británico James Hilton imaginó un valle secreto, paradisíaco y místico, en su novela “Horizontes perdidos”. Desde su publicación, incontables exploradores partieron en búsqueda de este paraíso terrenal, cuyos habitantes poseían el don de la felicidad. Buscaron en los Himalayas, en las Montañas Kun Lun, en el condado de Zhongdian, pero les faltó un lugar; poco se iban a imaginar estos aventureros que Shangri-la está sobre Aviadores del Chaco, en nuestra sudamericana Asunción.

Con más de veinte años de trayectoria, este restaurante es la máxima referencia de gastronomía china en la ciudad. Su aval es la preferencia incansable de un público que día a día, y en especial los fines de semana, ocupa los más de trescientos lugares en sus grandes salones, recientemente renovados, ya sea para deleitarse con el buffet, para pedir a la carta o celebrar algún evento en uno de sus ambientes privados.

Claro está que la variedad de comida china y taiwanesa es tan amplia como su enorme territorio y, además, tiene un sinfín de adaptaciones que se han ido haciendo debido a los paladares foráneos desde su exportación hacia otros confines del mundo. Shangri-la ofrece una muestra de este rico bagaje culinario.

En este restaurante existen tres formatos para comer, el primero es el de los platos a la carta, ofrecidos en el salón de planta baja. Como con algunos nombres es difícil deducir el contenido de la receta, todos los platos tienen en la carta una explicación general de los ingredientes y, lo que es mejor aún, cada uno va acompañado de una foto fidedigna; así que la comida entra primero por los ojos.

La mejor forma de ordenar es para compartir: pedir varios platos que se colocan al centro de la mesa y de esta manera se puede probar de todo. Las cantidades están pensadas para esto, así que no es de extrañarse que los platos sean grandes y generosos. Para comenzar con algo exótico se pueden probar unos pepinos encurtidos en jengibre (G 18.000), un poco agrios y un poco dulces; y una ensalada de orejas de cerdo en finos cortes con cebollita de verdeo (G 22.000), de sabor suave y una textura espectacular que se confunde con champiñones, un obligado para los aventureros gastronómicos. Una opción marisquera para comenzar, más conservadora pero igual de rica que las anteriores, son las empanaditas crujientes rellenas de camaroncitos, calamares, mejillones y kanikama (G 36.000); o camarones salteados con almendras, y los que se sirven fritos con ajo y cebollita para los que prefieren sabores más fuertes (G 88.000 y G 115.000).

La carta, luego de las entradas, se divide en sopas, carnes, aves, pescados, mariscos, arroces, fideos y postres. Entre las sopas, la más tradicional, proveniente de Sichuan e ideal para el frío del invierno, es la apimentada, con tofu, hongos, bambú y cerdo; al igual que una favorita de los niños, la sopa de maíz dulce con trocitos de jamón y huevo (G 27.000 ambas).

Ya como plato fuerte existen una variedad de carnes rojas como la clásica mongol con verduras (G 58.000), o los filetes cocinados en curry picante y leche de coco (G 54.000). También están los platos a base de cerdo, entre los que se destaca el Ti Pan rehogado, que es un pernil adobado y cocinado a fuego lento, de sabor intenso y muy blando (G 43.000); o el más internacional cerdo apanado y frito (G 43.000). Los platos a base de aves son los más populares, como el pollo ajedrez, con verduras y castañas de cayú (G 38.500); o el Kon Pao, receta obligatoria en toda buena chifa, hecha a base de trocitos de pollo cocinados con ají picante seco (G 40.000). Además, en esta sección se encuentra el más típico de todos los platos, el pato Pekín, que primero se cuelga para que seque, luego se glasea y por último se asa, dando como resultado una piel dorada y crujiente espectacular, sale bañado con salsa miso y acompañado de crêpes chinos (G 98.000).

Por último están las carnes de pescado. El surubí en salsa agridulce es una opción; como también una suave tilapa con salsa de tomate, cebollita y jengibre (G 54.000). Para un sabor más oriental, la corvina cocinada al vapor, con jengibre y cebollita, es la opción perfecta (G 75.000).

Para acompañar esta enorme variedad de carnes y pescados, la carta ofrece una sección de arroces, entre los que el frito mixto, con camaroncitos, jamón y huevo, es el eterno favorito de los clientes. También están los fideos y masas, que así como pueden acompañar otros platos, también son una excelente opción de plato fuerte para vegetarianos, como el fideo de arroz salteado con verduritas (G 30.500); o las empanaditas al estilo Pekín, al vapor o fritas (G 24.000).

Con una enorme carta y la seguridad de que todo lo que se ordene estará avalado por 20 años de hacer la mejor comida china de la ciudad, lo mejor es ir con hambre y dispuesto a pasar un buen tiempo en familia o estrechando lazos con los amigos.

Datos útiles
Aviadores del Chaco casi San Martín. (021) 661618
Horario: Almuerzo: Lunes a Sábado 12 a 14:30, Domingo 12 a 15:45. ena: Domingo a Viernes 19 a 00, Sábados 19 a 00:30
Best Buy: Arroz frito (G 30.500), Cerdo agridulce (G 37.000), Buffet almuerzo (lunes a sábado G 78.000), Buffet cena (domingo a viernes G 79.000, sábado y feriados G 83.000)
Precio promedio por persona: G 100.000 a G 120.000 con bebida y postre.
 Web: shangri-la.com.py Facebook: shangrilaparaguay

14 de Agosto de 2015

Alacarta

Notas relacionadas

Lo más leído