27 de Noviembre de 2020
Descargá la aplicación.
Alacarta App
La caña paraguaya es nuestra bebida nacional por excelencia y la que mejor nos identifica.

 

SOY PARAGUAYO y consumo lo que mi país mejor sabe producir, hablo de la caña “tradicional paraguaya” o más bien como se la conoce en el resto del mundo “ron”. Soy orgulloso de nuestra caña, la llevo conmigo como regalo siempre que viajo, no dejo que la menosprecien por productos extranjeros (de gran renombre), porque no son mejores que los productos de alta calidad que producimos en Paraguay. Somos un país de gran tradición en destilación, de guarda en roble de nuestra caña, sea por crianza o por solera, exportamos al mundo ron orgánico paraguayo, somos líderes en Europa, y creo que muchos no lo saben.

8 de Septiembre de 2020

Oliver Gayet

Nuestra bebida nacional, que debe ser reconocida por ello, es algo especial, tenemos un proceso ancestral y único para su elaboración y destilerías de otros países del mundo nos están copiando, pero evidentemente lo nuestro es mucho mejor. El aroma de nuestra caña es único y su sabor es elegante debido a su proceso de elaboración que parte de la caramelización del mosto de caña, un método que desde chico veo en el campo, cuyo resultado es la miel de caña. Sí señores, miel de caña, la base para producir esta maravillosa bebida, perfumada, delicada, fuerte, especiada y sabrosa que es nuestro ron, nuestra caña tradicional paraguaya. Así dejamos bien en alto que es un producto paraguayo.

De la cosecha de la caña de azúcar en el campo -que hasta hoy es un proceso casi orgánico y en algunos casos biodinámico-, obtenemos la materia prima para producir en la prensa un mosto de color verde con alto nivel de azúcar. Este mosto se pone a fuego lento durante más de 8 horas para lograr la reducción y caramelización de los azúcares. En este proceso se pierde un 80% del volumen del líquido, quedando una miel de color oscuro, muy perfumada y ahumada que puede ser conservada durante el tiempo que sea necesario y deseado por el maestro destilador. 

Esa miel de caña posteriormente es hidratada con agua, se le agregan levaduras para que inicie la fermentación a una temperatura superior a los 35ºC. Por esto, deben transcurrir 3 días para que la fermentación se detenga naturalmente. En ese momento el líquido a base de miel de caña está listo para llevarlo al alambique e iniciar el proceso de destilación. Puede ser doble destilación (no siempre recomendable porque pierde aromas y sabor) que dura entre 3 y 8 horas por tanda de destilación, para obtener un ron bueno, aromático, claro y de calidad. Luego, el añejamiento y la crianza en roble (al igual que en el vino o el whisky) juega un rol súper importante para obtener más aromas y sobre todo el color, que va cambiando de blanco puro a ámbar oscuro con el pasar de los años.

Existe una versión simple sin pasaje por barrica, la “caña blanca”, ideal por calidad y precio para elaborar cócteles, en lugar de otros alcoholes de menor calidad y sobre todo, importados.

Foto gentileza Tres Leones

Podés conseguir caña paraguaya en vinotecas, tiendas de licores, supermercados y restaurantes. Su precio es accesible en toda la gama de productos, especialmente teniendo en cuenta que la gran calidad del producto, desde las cañas más sencillas y por supuesto, en las más añejadas (12 ó 15 ó 25 años) que aumentan de valor pero también en elegancia.

¿En qué momento disfrutar de una caña paraguaya? 

Particularmente como digestivo con el café o después, con un sabroso puro cuyo humo la deja aún más deliciosa. Se puede tomar sola a 14ºC, o en vaso corto de whisky con 3 cubos de hielo, así los aromas se expresan mejor y se disfrutan sus sabores. Para finalizar debo decir que es una bebida de respeto, como un Cogñac, un Armañac o un Brandy, con esto sabrán cómo tomarla. 

Preciados lectores, con orgullo disfruto mucho de nuestra caña tradicional paraguaya. ¡Salud!

OBS: hacé clic y mirá la guía completa de cañas paraguayas disponibles en el mercado.

Foto gentileza Tres Leones

Notas relacionadas

Lo más leído