14 de Junio de 2024
Calificada por los profesionales como la cosecha deseada por cualquier viticultor y productor de vino, las razones que influyeron para lograrla fueron el clima templado, las temperaturas medias sin olas de calor y un invierno 2023 húmedo con abundante nieve en la Cordillera de los Andes que mantuvo las plantaciones vigorosas y sanas.

Según el informe de cosecha 2023-2024 elaborado por la Dra. Laura Catena, directora general, Alejandro Vigil, director de enología y Luis Reginato, enólogo y director de viñedos, el 2024 dio vides saludables, sin problemas sanitarios durante la primavera y con un estrés hídrico leve. Es importante resaltar que las vides no soportan el estrés excesivo que causa la sequía.

Dra. Laura Catena, directora general

Laura Catena comparó los resultados de esta cosecha con la del año pasado: “Debido a un ligero aumento de la humedad ambiental en el periodo 2023-2024, las temperaturas nocturnas no causaron heladas dañinas, mientras que la cosecha 2023 produjo rendimientos de 30 a 50% más bajos de lo habitual a causa de las heladas”. Agregó que los rendimientos de la cosecha 2024 son al menos 25% superiores a los de la cosecha 2023. “La vendimia se retrasó de 10 a 14 días con respecto al año pasado, lo que implicó una maduración lenta y vinos equilibrados”, celebró la Dra. Catena.

16 de Mayo de 2024

alacarta

Valle de Uco – Gualtallary y El Cepillo

En cuanto a los distritos de Gualtallary y El Cepillo del Valle de Uco, ambos registraron temperaturas más frías que en las regiones de menor altitud. Esto confirmaría, acorde a los registros estadísticos de la bodega, que los terroirs montañosos no están siendo impactados negativamente por el cambio climático.

Valle de Uco (Altamira) y Luján de Cuyo

Las temperaturas en Altamira y Luján de Cuyo fueron más cálidas, por lo que los vinos fueron maduros. “Este año tuvimos suerte con el fenómeno de El Niño que, si bien provocó lluvias torrenciales en el noreste de Argentina y en Buenos Aires, no afectó en gran medida a Mendoza. El clima templado ha dado como resultado vinos aterciopelados de gran concentración e intensidad aromática”, sostuvo Laura Catena.

Chardonnay de altura

El Chardonnay se cosechó una a dos semanas más tarde con respecto a años anteriores. Según Alejandro Vigil, los vinos, dependiendo de la parcela, se caracterizan por un predominio de aromas herbales, florales y de frutas blancas. “En los blancos de altura de esta añada apreciamos una marcada sensación vertical en el paladar debido a una elevada acidez”, expresó Vigil.

Malbec de altura

El Malbec de altura mantuvo gran intensidad de frutos rojos. Respecto a años anteriores, se destaca por un intenso aroma floral a violetas. “Los niveles de alcohol fueron moderados, promedio de 13,2%. Los vinos de esta añada se destacan por su elegancia y frescura, además de exhibir una alta concentración de taninos y color violáceo intenso”, dijo el enólogo. 

Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc de altura

Los tiempos de cosecha del Cabernet Sauvignon y del Cabernet Franc se alinearon con los del Malbec. Están destacados por su acidez, aromas especiados, intenso aroma a fruta negra, una marcada viscosidad y concentración en el paladar, lo que augura un gran potencial de guarda.

Resaltado

¡Muchas felicidades a Catena Zapata y a su importadora Frutos de los Andes por una añada exitosa y aguardamos ansiosos los vinos para catarlos!

Representa y distribuye en Paraguay Frutos de los Andes

Notas relacionadas

Lo más leído