8 de Diciembre de 2019
Doña Paula y sus exponentes del vino argentino
Doña Paula Estate Chardonnay 2017

Cuando trabajaba en Buenos Aires en un conocido hotel de Recoleta, había una etiqueta en permanente quiebre de stock. Era una etiqueta de la Bodega Doña Paula que tenía un club de fans de huéspedes asiduos y comensales de los almuerzos de negocios.

La demanda de este vino y otros de Doña Paula se debe a que la bodega transmite en cada botella la más fiel expresión de su terroir, las características del clima y suelo de la región viticultora argentina. Ese conocimiento del lugar de origen de las uvas es la base que marca las pautas en la elaboración de sus vinos.

La bodega pertenece a capitales chilenos que compraron primeramente la Finca el Alto, Ugarteche, en 1997 donde se encontraron plantas de Malbec que databan de la década de 1940. Actualmente es la finca principal. Recién entonces se co- menzaba a hablar de potencial del terruño argentino. Ellos supieron verlo antes que muchos otros, lo cual les dio la ventaja de un fuerte posicionamiento en el mercado interno y externo.

25 de Noviembre de 2019

Gisselle Jara

Repartido en cuatro fincas, Doña Paula posee 704 hectáreas de viñedos, lo suficiente para autoabastecerse y no comprar uvas a otros productores. Esto es el significado de ser una bodega Estate, es decir, usar uvas solo de viñedos propios como el vino que degustaremos en esta ocasión. Esto da control absoluto sobre los viñedos y la posibilidad de cosechar cuando lo deseen y explorar la creatividad lanzando nuevos productos. 

Las otras 3 fincas de Doña Paula son Finca Alluvia en Gualtallary, Tupungato. Esta zona es considerada una de las mejores regiones de Argentina para la producción de vinos de alta gama. Es el viñedo de mayor altura a 1350 msnm, luego se encuentra Cordón del Plata, Tupungato al pie de la Cordillera de los Andes a 1000 msnm y por último la Finca los Indios en El cepillo, san Carlos a 1150 msnm. El cepaje repartido en todas estas hectáreas es Chardonnay, Sauvignon Blanc y Riesling, entre las blancas; Malbec, Cabernet Sauvignon, Syrah, Petit Verdot, Tannat y Bonarda entre las tintas. Otra característica respecto a las cepas que me parece interesante es la búsqueda de innovar. Poseen plantaciones de variedades no tradicionales como Cabernet Franc, Tannat, Viognier, Carménère, Casavecchia, Ancellota, Riesling, Petit Verdot, Grenache, Marsanne, Aglianico y Touliba nacional.

En esta ocasión elegimos Gualtallary, Valle de Uco con Doña Paula Estate Chardonnay que apreciaremos a continuación. 

Sus uvas provienen de suelos arenosos con piedras aluviales y calcáreas que dan las notas minerales. A simple vista tenemos un vino dorado con sutiles matices verdosos, en nariz aromas cítricos, durazno, frutas tropicales y un dejo de notas a miel. En boca nos encontramos con un vino fresco de excelente acidez, equilibrado, untuoso y de final persistente. Tiene un paso por madera de 8 a 10 meses de barricas nuevas de roble francés. 

Este vino funciona perfectamente con platos con carnes de ave, pescados tipo trucha o salmón. Quesos semicurados y hongos, infaltable compañero para platos vegetarianos y todos los frutos secos. Para postre va con todo tipo de frutas al horno como manzanas o peras. 

Notas relacionadas

Lo más leído