3 de Diciembre de 2022
En la Peatonal Histórica de Luque podemos disfrutar de un café de origen en Vicente Aquino Café, lugar que lleva el nombre de su fundador.

Además, para los interesados en la historia nacional, visitar el café tiene una connotación extra, porque la casona -hoy restaurada- donde funciona, es un legado del héroe de la Guerra de la Triple Alianza, General Elizardo Aquino. 

El arte del buen café es un concepto que el barista Vicente Aquino maneja al dedillo. Su paso por cafeterías de Buenos Aires y una capacitación constante han sido cruciales para adquirir los conocimientos y las habilidades prácticas en el servicio del café que hoy ofrece en esta antigua casona del centro de Luque. 

Desde que uno pone pie en la cuadra peatonal se siente un aire turístico, sobre todo por las pintorescas mesas y sillas con sombrilla ubicadas en las veredas, impecablemente limpias. 

El interior del café también tiene gran encanto y una personalidad estética bien definida, con pisos de baldosa y techos de madera de cocotero, decorados con fotografías y mapas antiguos de la ciudad.

12 de Julio de 2022

Alacarta

Vicente y sus baristas preparan el café siguiendo diferentes métodos, el filtrado al vacío por decantación, el sifón o la prensa francesa, aunque el espresso de máquina es el más popular (G.10.000). Utilizan café arábico de la marca alemana Dallmayr. Los granos de este café provienen de varias regiones, esta vez probamos los de Perú.

El latte art (G.18.000) o café con leche se prepara con la magia del barismo, el arte de dibujar figuras personalizadas sobre la superficie del café.

Vicente nos sorprendió con el nombre de nuestra revista, reproduciendo a la perfección la tipografía de Alacarta en nuestra taza.

La carta también incluye los tradicionales macchiato (G.18.000), mocca (G.20.000) o latte macchiato (G.18.000). Los clientes pueden optar por leche entera, descremada o vegetal.

En bebidas frías, la carta contempla ice coffee (G.22.000), ice latte (G.22.000), ice mocca (G.24 000), ice macchiato (G.22.000), ice bombón (G.22.000), ice cappuccino (G.22 000) y ice latte macchiato (G.22.000).

Un dato interesante es que para los cerveceros, la casa elabora su propia cerveza a base de café con la firma del barista: la Cold Brew Coffee (G.25.000), resultante de un filtrado extraído por 18 horas en frío con control de molienda y goteo contínuo.

Para comer, recomendamos el sándwich desmechado (G.25.000), aunque se puede optar por los clásicos mixtos de pan de miga o de pan árabe. El croissant de jamón y queso o capresse que también son buenos acompañantes del café. 

La confitería tiene un capítulo aparte, escrito por la pastelería Georges Pâtissier. Resaltan los macarrones (G.10.000), y los muffins (G.18.000), en especial el de zanahoria que se lleva bien con el cappuccino. Los celíacos pueden comer sin restricciones, tienen dulces, como alfajores, cookies, budín de coco y otros. 

Quien desee disfrutar y vivir la cultura del café, Vicente Aquino Café invita a una experiencia completa y muy placentera, donde método, grano y habilidad son la base de su arte. Asimismo, los que quieran aprender a hacer su propio café, el local ofrece la “baritienda”, donde pueden comprar los accesorios que todos los aficionados necesitan para hacer su propio café.

Notas relacionadas

Lo más leído