29 de Noviembre de 2021
La Molleja

La Molleja

Datos útiles 

D. Cruz del Defensor esq. Mac Mahon. Asunción.

T. 021 602 111

Horario. Todos los días de 12 a 15 y de 20 a 00.

Best Buy.  Bife de chorizo  (Gs. 70.000)

Delivery No

En el nuevo epicentro gastronómico de Asunción, en una zona que casi de la noche a la mañana cambió grandes casas residenciales por novedosos restaurantes, se erige La Molleja, una parrilla grill nueva para quienes nacimos en los ochenta, y de “las que ya no se encontraban más” para aquellos que recorren la vida desde hace más tiempo.

La historia hoy es protagonizada por la hija de Marcelo Bedoya, Florencia, quien a su corta edad continúa con el legado de su padre, quien sentado un día en la parrillada Maracaná tuvo una epifanía; lo suyo ya no era el negocio inmobiliario; su pasión estaba servida en un gran plato frente a sus narices. Allá por el año 1989, alquilaba un salón conocido como Tajy Poty, para convertirlo en un emblema del asado paraguayo.

La Molleja

Volviendo al 2014, esta vieja esquina de fachada rosa sobre la Avenida Brasilia, ya cerrada hace 8 años, se erige en un nuevo punto geográfico gastronómico de la ciudad, con el mismo espíritu familiar, pero con un estilo más moderno y minimalista.

La ambientación es sencilla y sobria, sin mucha ornamentación. Cuadros con fotos del antiguo local en blanco y negro cuelgan de las paredes de ladrillo visto, y robustas mesas de madera sobre las que hay pequeñas pizarras escritas con frases que nos sugieren “¿Sopa paraguaya o chipa guasu?” o “Muchos choriquesos con mandioca” invitan a revisitar viejos clásicos y a aventurarse a una parrilla con la magnificencia de décadas anteriores.

Para empezar el maratón asadístico, la carta ofrece Matambrito de cerdo al limón (G 40.000) en su punto; chorizos, siempre protagonistas de la previa, el infame chinchulín (G25.000) y la imponente tripa gorda (G 25.000).

Eso sí, la entrada por excelencia da nombre al lugar; La molleja, servida con mandi’o chyryry (G 45.000),  o acompañada de mbeju; o, ¿por qué no? La Molleja RSVP 1950 (G 50.000), bien gratinada con queso, acompañada de una dulzona salsa criolla especial y un toque de limón.

La Molleja

La elección del corte de asado define la personalidad de cada comensal. Siempre hubo y habrán fanáticos de la costilla; defensores de la tapa cuadril y activistas del vacío. Un bife de chorizo (G 70.000) grueso y jugoso, es de esos cortes que se hicieron de fama en este mismo lugar. El Asado de tira “Los Años Locos” (G 55.000) se compone de 450 grs. de pura carne vacuna, jugosa y tierna, o quemadita y crocante, de acuerdo al gusto del cliente.

Las ensaladas y guarniciones que son más tradicionales que el almuerzo en lo de la abuela los domingos;  se mantienen a través de los años. Sopa paraguaya, chipa guasu, arroz kesu y ensalada alemana son viejos protagonistas de esta historia.

La Molleja

Elegir minuciosamente un corte para uno mismo y disfrutarlo sin invitar un solo bocado, es un pecado que está permitido en La Molleja. Ahora, compartir entre cinco una Parrilla Patria Deportiva 220 (G 300.000) es la mejor opción para probar de todo un poco. Tapa cuadril, vacío, molleja, costilla vacuna y de cerdo, lengua, matambrito, chorizos, sopa paraguaya y bolitas de mandioca componen este festín carnívoro.

La carta ofrece también opciones de postres, desde un moderno volcán de chocolate servido tibio con una bocha de helado (G 20.000) hasta un popular, único e irrepetible dulce de mamón, batata o guayaba con queso Paraguay (G 15.000) que sin duda, con un solo bocado, nos transporta de vuelta a los '80s.

27 de Octubre de 2014

Alacarta

Notas relacionadas

Lo más leído