17 de Agosto de 2022
Los embajadores del buen café

Hace años, Juan José Cricco y Matthias Otto soñaban con tener una cafetería. Hace dos meses, junto a Giselle Lefebvre, cumplieron el sueño y abrieron Café Consulado. Una cafetería es más que un bar que expende café, es un ámbito social, un lugar de encuentro, una sala de reuniones de trabajo o un territorio propio donde “parar”. Por esto, me gustó entrar al Café Consulado y percibir un espacio abierto a quien quiera pasar un buen momento. Estos tres jóvenes hacen foco en servir un café de gran calidad. Para conseguirlo, compran granos de Colombia, Brasil, Etiopía y Guatemala, con un tostado que no supere el mes, y preparan su propio blend o mezcla.

Otras de las claves para lograr un buen sabor de la infusión, son la cafetera y el tratamiento de los granos. En Café Consulado los granos se muelen en el momento y la cafetera es la italiana La Marzocco, una máquina de café espresso de alto nivel. Y eso no es todo, capacitaron a sus empleados durante dos meses para que los granos y la máquina fueran utilizados por manos especializadas, y así garantizarnos el deleite. Las manos de estos baristas coronan nuestros cafés con su latte art, el arte efímero que dibuja con leche diseños sobre la capa final de un excelente espresso.

Juan José nos explica cómo preparan las diferentes opciones de cafetería. De los conocidos: espresso (G 8.000); doble, americano o macchiatto (G 10.000); latte, preparado con base de espresso, leche vaporizada y una fina capa de espuma de leche y cappuccino, que es similar al latte pero con más espuma de leche (G 14.000). De las especialidades de la casa: Flatwhite, preparado con una base de doble espresso y la misma medida de leche espumada (G 12.000); Mocca, que tiene de base una ganache de chocolate amargo preparado en la cafetería, un shot de espresso y leche espumada (G 16.000); Cold Brew, que está compuesto por un concentrado de café que se prepara en frío y reposa por doce horas antes de ser servido (G 16.000); y BB Iced Latte, el tradicional espresso “toppeado” con hielo y leche (G 16.000). Un detalle para tener en cuenta: los especialistas recomiendan tomar el café sin azúcar; tal vez al principio cueste, pero enseguida podremos distinguir el rico sabor original de un café que no necesita agregados.

Para comer podemos elegir: ensaladas del día (G 22.000) o sándwiches. Destaco el denominado desayuno (G 20.000), de pan blanco untado con hummus, aguacate, huevo revuelto, tomate, queso y jamón crudo. También hay un rico veggie (G 16.000) y opciones con carne de vaca, pollo y atún. Si buscamos un acompañamiento dulce, podemos amenizar con medialunas, muffins, tarta de limón, brownies u otras opciones del día.

También hay cerveza Pilsen’i (G 7.000 o 3 por G 18.000) y Sajonia (G 20.000), jugos naturales y gaseosas. Algo novedoso: en convenio con Sajonia crearon una cerveza con café, se llama espresso Pale Ale; el anuncio me tentó para volver a probar.

Ubicado en la Galería Santa Catalina, se ingresa por Palma o por O’Leary. El diseño de la cafetería estuvo a cargo de Arkstudio: un buen salón, con delicada decoración, mobiliario cómodo y moderno, lugar en la terraza y cocina a la vista. La refrigeración del lugar invita a disfrutar un café caliente aún en verano. Son pet friendly, así que si tu mascota es pequeña, podrás incluirla en el paseo. Celebramos este nuevo emprendimiento de calidad en pleno centro de la ciudad.


Datos Útiles

Dirección: Juan E. O’Leary entre Palma y Presidente Franco, en la Galería Santa Catalina.

Teléfono: 0971 753756

Horario: Lunes a Viernes de 8 a 20 y Sábados de 10 a 22.

Best Buy Café cold brew (frío).

Delivery: No.

12 de Febrero de 2016

webmaster

Notas relacionadas

Lo más leído