25 de Septiembre de 2022
Conversamos con Patricio Santos, enólogo y propietario de la bodega Ricardo Santos, sobre los vinos de siempre, las nuevas variedades que van ganando lugar en la mesa y la sofisticación de un consumidor que cada día exige más y mejores vinos.

Patricio Santos, enólogo y propietario de la bodega Ricardo Santos.

17 de Junio de 2022

Alacarta

¿En qué trabaja actualmente la bodega Ricardo Santos?

Continuamos en la búsqueda de mantener el estilo de vino por el cual somos reconocidos. Un vino elegante, con una personalidad propia y que se mantiene fiel a su esencia, más allá de las modas y tendencias del mercado. Quien toma un Ricardo Santos reconoce en cada botella el estilo que nos caracteriza.

¿Alguna primicia de la bodega para los lectores de Alacarta?

Claro que sí, hoy les puedo contar que estamos trabajando para lanzar algo completamente novedoso, probablemente bajo otra marca. Y para eso estamos desarrollando algunas variedades italianas.

Hablando de variedades, ¿cuáles son las estrellas actualmente?

Malbec sigue siendo el vino insignia, el 85% de nuestra producción es malbec en toda nuestra línea de vinos Ricardo Santos, el Gran Malbec y en la línea Tercos. También incorporamos semillón, rosado y bonarda, entre otras variedades.

Al semillón, una variedad casi perdida y olvidada, le auguro mucho futuro. Podemos decir que somos responsables del crecimiento del semillón, así como lo hemos sido del malbec. En cuanto al rosado, el nuestro es un producto innovador, que a diferencia de la mayoría lo hacemos con una mezcla de semillón y malbec, que le da más textura, frescura y color, además de otorgarle aromas especiales.

En la bodega Ricardo Santos siempre buscamos avanzar con cosas nuevas y para ello ensayamos constantemente. Por otra parte, el consumidor es cada vez más sofisticado, estudia sobre vinos, averigua antes de comprar una botella y prueba distintas variedades, es decir que consume más y mejores vinos. 

En ese escenario de consumir más y mejores vinos, la incorporación de variedades y las nuevas generaciones de enólogos y profesionales del sector, ¿cuáles son las tendencias actuales de la industria?

Se dan dos fenómenos que vienen de la mano: las nuevas generaciones de profesionales quieren hacer cosas nuevas y el consumidor quiere probar e interactuar con cosas distintas. Hace 30 años, el consumidor era fiel a una marca, hoy es más curioso y rota entre marcas, le gusta probar y variar.

En términos de profesionalización, es notable cómo ha cambiado la visión de la industria. Hasta hace unos años, en la Argentina, el enólogo era un desconocido para el consumidor, que se guiaba solamente por la confianza en la bodega. Ahora hay enólogos estrella, lo que tiene su lado bueno y malo, aunque siempre es positivo que tengan visibilidad. Al mismo tiempo comenzó a tomar importancia la figura del sommelier, que es el nexo entre la bodega y el consumidor, y quien asesora a los restaurantes. Pero finalmente lo más importante es el interés del consumidor, poder llegar a él, ya que es quien finalmente elige.

¿Cómo es el consumidor de la bodega Ricardo Santos? 

Yo no busco el consumidor fiel que solo toma mi vino, sino que quiero estar en la rotación, quiero ser parte de las distintas búsquedas del consumidor. Cuando entro a un restaurante y veo una mesa en la que se está tomando un vino clásico, considero que no son clientes míos. Pero cuando veo que toman variedades de pequeñas bodegas, advierto que esa gente, algún día, pedirá mi vino. 

Aprovechando los 10 años de presencia de Ricardo Santos en Paraguay, ¿cómo ve al consumidor local?

En Paraguay veo mucho más interés por el vino. Hoy está presente en todos los restaurantes, la gente consume mucho vino. Nuestra línea Ricardo Santos tiene muy buena llegada y creo que entre nuestras variedades el rosado tiene un gran futuro acá, debería andar muy bien porque es un vino que se bebe bien helado, además de ser una combinación fantástica para los grandísimos pescados de río que tienen en Paraguay. También le veo un gran futuro a la línea Tercos, que de a poco se va posicionando.

Algo muy interesante en Paraguay es que tienen un gran surtido de vinos. Entrás a una vinoteca y hay vinos de todos los países. En este sentido son muy privilegiados y es una gran ventaja para que el consumidor se eduque de forma más amplia. 

¿Por dónde debe empezar una persona que se inicia en el consumo de vinos, cómo se produce esa educación?

Lo más importante es abrir botellas y probar. Esta es una actividad que no se aprende en los libros, si no la pasamos por el paladar nunca vamos a entender de qué se trata. Degustar un vino es una experiencias fantástica, no es otra cosa que dedicar dos minutos para notar sus cualidades. Y solo con eso los consumidores se van a dar cuenta de todo lo que aprenden con el tiempo. Se ha hablado tanto de los vinos que la gente se acobarda. Yo les digo que se olviden de los comentarios y solamente prueben, que abran botellas. ¡Hoy no hay vinos malos!

Ricardo Santos en la Expo Vino 2022

Los vinos de la bodega Ricardo Santos son uno de los infaltables de la Expo Vino Paraguay. Cada año, uno de los miembros de la familia Santos visita el país para compartir las novedades de la bodega fundada por Ricardo Santos, el padre del malbec.

Este año, Patricio Santos presentó las nuevas etiquetas en muchos de sus vinos, además de exponer todas las líneas que desde hace diez años ingresan con gran éxito a Paraguay: el clásico malbec, el Gran Malbec, el semillón, el rosado y el cabernet sauvignon. Todos estos vinos llegan al país a través de la importadora de vinos boutique Decanter.

"Nos consideramos parte de la Expo Vino Paraguay, es un evento que está siempre presente en el calendario anual de nuestra bodega" -cierra Patricio.

Importa y distribuye Decanter

Para descubrir más, visita www.RicardoSantos.com

Notas relacionadas

Lo más leído