18 de Enero de 2022
Patagonia, una cerveza para la alta gastronomía

Patagonia, la cerveza pensada para la gastronomía

Por Giselle Jara

Hay tantas cervezas como cerveceros en el mundo, sin embargo, solo unas pocas son las indicadas para acompañar la alta gastronomía. ¿Cómo logramos que la experiencia de maridar con cerveza sea gloriosa?. En esta nota te cuento mi experiencia con Patagonia, la cerveza argentina que viene directo de Bariloche. Días pasados compartimos una cena en The Brooklin Hotel para experimentar con Patagonia el goce de maridar con cerveza. Si bien el maridaje es una cuestión personal y subjetiva; lo indiscutible es que para llegar a una experiencia positiva, los elementos deben estar compuestos por ingredientes auténticos y sabrosos. Patagonia fue concebida para complacer este gusto íntimo y armónico gracias a su exquisita elaboración. Para su producción, los maestros cerveceros del Valle de Río Negro en la Patagonia argentina utilizan ingredientes singulares, como el agua de origen glaciar proveniente del Lago Moreno, que aporta características organolépticas únicas a la cerveza. El lúpulo es también de origen patagónico y se emplea para aromatizar la cerveza, confiriéndole su característico sabor amargo. Las maltas seleccionadas se obtienen por germinación, y posterior secado y tostado de los granos de cebada. El maridaje Los ácidos Patagonia Weisse es una cerveza de trigo, de color dorado suave, y sabor levemente ácido, con notas cítricas y espuma blanca formada por las proteínas del trigo y su elevada carbonatación. Las características ácidas de esta cerveza maridaron, con gran armonía, con el ceviche (preparado por la cocina de The Brooklin Hotel) que tenía abundante pimienta. Las verduras La Patagonia Bohemian Pilsener es una cerveza que tiene una tonalidad dorada más dulce, con un gran cuerpo casi maltoso cremoso. Esta cerveza es una buena compañera de platos con abundancia de tomate, debido a la acidez del mismo. La probamos con el Chicken Wok de pollo y vegetales salteados en arroz de risotto. Los componentes ácidos de las verduras de este plato, unidos con la cerveza, me dejaron en la boca aromas y sabores que no los pude descubrir con otras bebidas alcohólicas. Los agridulces La Patagonia Amber Lager tiene aromas y sabores acaramelados, de un color ámbar natural; su buen cuerpo forma un maridaje ideal con platos orientales, también con salsas agridulces y carnes rojas. Una sugerencia del restaurante The Brooklin Hotel fue combinarlo con el plato Central Tenderloin, compuesto por un medallón de cerdo con salsa de mburucuyá, con puré a base de batata, zapallo y papa. Fue lo mejor de la noche, un maridaje por similitud con un alto grado de aceptación. Dulces Patagonia Küné es una cerveza de aroma intenso, leve amargor y notas herbales, otorgados por el lúpulo patagónico. Está recomendada para un maridaje por contraste, donde ninguno de los elementos cobre preponderancia. La disfrutamos con un Brownie de chocolate y nuez con helado de crema americana y praliné de almendras con salsa de frutos rojos. Consejos para disfrutar de una Patagonia: 1. La espuma de Patagonia debe ser de unos 2 o 3 centímetros de espesor. Para formar la espuma se debe inclinar el vaso primero a 45º y después vertical. 2. Recomendamos servir Patagonia en un vaso o copa, ya que la forma de estos recipientes ayudan a liberar gas carbónico y formar la espuma. 3. Los recipientes nunca deben estar congelados porque evita la formación de espuma. 4. La temperatura de servicio ideal es de 11º.

11 de Octubre de 2016

Rodrigo Silvero

Notas relacionadas

Lo más leído