28 de Octubre de 2021
La etiqueta Sauvignon Blanc que vamos a degustar es de Chile, el país donde esta cepa es la segunda más cultivada.

El Sauvignon Blanc es uno de los favoritos de los aficionados del vino en todo el mundo y su consumo va en aumento. Aunque por estos lugares se prefiera el Chardonnay, los animo a experimentar esta cepa originaria de Francia. 

Debemos destacar que esta uva se caracteriza por su versatilidad. En climas fríos produce vinos que se diferencian por sus aromas a hierba fresca recién cortada y a espárragos, vinos que además poseen cierta mineralidad. En cambio, si provienen de climas templados o cálidos, destacan las notas a durazno, mburucuyá y pomelo. 

Los tres mayores productores mundiales por volumen de Sauvignon Blanc son: Nueva Zelanda, Francia y Chile. 

Nueva Zelanda se destaca con sus vinos Sauvignon Blanc. Su excelente reputación se debe a vinos de alta calidad. 

Actualmente, experimentan usando la madera de roble para añadir complejidad en ciertas parcelas, en función a los tipos de terroir. 

Luego está Francia, donde nació la Sauvignon Blanc. Bordeaux, más conocida por sus tintos, produce sensacionales vinos Sauvignon Blanc, aunque prefieren los coupage o corte con Semillón, como los vinos Premium de Domain de Chevalier Blanc o los Haut-Brion. Es interesante que, si bien muchos amantes del vino conocen los Sancerre o Pouilly-Fumé, de la zona del Val de Loire, muchos no saben que son elaborados con Sauvignon Blanc. Con un clima fresco y unos suelos calcáreos en su mayoría, producen vinos puros, untuosos y con una refrescante acidez. 

El Sauvignon Blanc de Chile

La etiqueta Sauvignon Blanc que vamos a degustar es de Chile, el país donde esta cepa es la segunda más cultivada. 

Son vinos agradables, fáciles de beber, de un estilo más ligero. La influencia del clima y el terroir resulta en vinos que, o bien tienen un carácter tropical, o un estilo más herbáceo. Este en particular, proviene del Valle de Leyda, un área cercana al océano de temperaturas frescas que ayudan al desarrollo de los componentes minerales y aromáticos. Podemos decir que fue forjado por los vientos del Pacífico y el terroir de los valles costeros. 

Este vino pertenece a la importante bodega chilena Luis Felipe Edwards cuya fundación se remonta al año 1976 y que posee 161 hectáreas de viñedos en esta región de fuerte influencia marítima. 

Sr. Luis Felipe Edwards, Viña Luis Felipe Edwards, Valle de Colchagua, Chile 

Tenemos una botella de Luis Felipe Edwards, Selección de Familia, Sauvignon Blanc Gran Reserva 2017. 

A primera vista el vino es de color amarillo pálido con intensos reflejos verdes. En naríz, primero se abren los aromas frutales de pomelo, cáscara de limón; le siguen las notas de hierba verde y minerales. En boca tiene mucha mineralidad; es fresco, de acidez media alta, balanceado y con un retrogusto importante y un final persistente. 

Podemos acompañar este vino con pizzas, pescados y mariscos, con comida oriental con jengibre y wasabi. Va bien con ceviche y con platos de la cocina india o thai que lleven curry. La comida mediterránea es también compañera fiel de un buen Sauvignon Blanc.

27 de Agosto de 2021

Thelma Red

Notas relacionadas

Lo más leído