25 de Junio de 2022
El Espectacular por Esteban Aguirre

El Espectacular

Esteban Aguirre

IMG_0155in

Si bien este sándwich puede llegar a tener una lista de ingredientes algo coqueta no se deje intimidar, es un sándwich más por hacerse. La cosa está en probar a ver si el romance entre el salado, dulce y la mezcla de texturas que cada ingrediente proporciona a este “entrepanado” conquista o no al paladar del cocinero y los ansiosos comensales. En la búsqueda de un nombre para un digno bautismo de este plato me encontré con la batalla entre dulce y salado, protagonistas del sabor de esta receta. El primer instinto cuando hay dulces es denominar a la receta agridulce pero en realidad de agrio o amargo no tiene nada este “sangüis”. Encontré que la denominación de un plato dulce y salado en líneas generales es: SECULAR, termino utilizado frecuentemente en la cocina Marroquí en donde el romance entre dulce y salado es cosa de todos los días. Pera y roquefort definidos por una relación secular, tiene que ser nomás Espectacular. Digo, ¿no?

Ingredientes

Pan de sándwich, preferentemente multigrano

(Recomiendo Oroweat Semillas de Amapola, Girasol y Lino

con un toque de Avena y Miel.)

1 Pera

c/n Queso Gruyere

c/n Queso Ricotta

c/n Queso Roquefort

c/n Queso Suizo

1 bandeja Almendras

1 mazo Espinaca

2 dientes Ajo

c/n Manteca

c/n Aceite de oliva

Limón

Pimentón Dulce.

1/2 mazo Perejil

Preparación

  1. Saltear la espinaca, previamente lavada, en aceite de oliva y ajo finamente cortado en rodajas,un toque de sal y pimienta. Reservar.

  2. Tostar las almendras en una sartén a fuego fuerte, una vez que liberen su aroma y tengan ese colorcito de verano tostado ya están listas. Dejar enfriar, disponer sobre un trapo de cocina limpio, cubrir y triturar rústicamente con un palo de cocina.

  3. Cortar (preferentemente con mandolina) la pera y rociar con un chorrito de limón, esto es para que no se oxide la pera e intensificar los sabores en el maridaje con el resto de los ingredientes.

  4. Cortar los quesos en rodajas y condimentar la ricota en un bowl con pimentón, pimienta, perejil picado y un toque de oliva.

  5. Enmantecar levemente dos pedazos de pan (de los 4 lados) y darle cariño de fuego al sartén por 2 minutos por lado. Retirar y reservar para el montaje final.

  6. Montar el sándwich en dos partes, en un pan colocar un colchón de las espinas, pedazos de roquefort “trozados” con las manos y una generosa porción de almendras para darle ese toque de crocante necesario para tanto jolgorio.

  7. En el otro pan hacer una base de ricotta (no exagerar), encimada con gruyere, pedazos de pera y un toque de pimentón para dar color.

  8. Una vez montado el sándwich recomiendo cortar en rectángulos para servir y comer sin que la mamá, novia, esposa sienta la necesidad de desatar un iracundo sermón por cualquier desastre que puedan armar a la hora de comer. Recomiendo acompañar con un vodka tonic en tributo a esa pera y roquefort protagonistas de está sugerencia de merencena o desalmuerzo. ¡Salud!

3 de Agosto de 2015

Alacarta

Notas relacionadas

Lo más leído