20 de Abril de 2024
La carne de cerdo es una de las carnes más nutritivas, tiene alto contenido de vitaminas y minerales esenciales y es una de las más consumidas en el mundo.

Pero algo más -y esto es buena noticia para los fans del cerdo- esta carne es especialmente rica en zinc, un mineral esencial para el buen funcionamiento de nuestro cerebro y sistema inmunológico. El zinc interviene en el desarrollo del sistema nervioso central y estimula la función cerebral. De modo que si después de comerte una rica chuleta estás con ganas de resolver problemas, es probable que sea el estímulo del cerdo en tus funciones cerebrales. Fuera de broma, según las últimas investigaciones sobre nutrición, una dieta que incluye consistentemente carne de cerdo, optimiza la función cognitiva cerebral de la persona que la consume.

Después, hay más beneficios atribuidos al consumo de esta carne, por ejemplo, mantiene la masa muscular, mejora el funcionamiento de los músculos –importante para los deportistas- y da energía. Y si te preocupa el cuidado del medio ambiente y la sostenibilidad es bueno saber que la producción de carne de cerdo es más sostenible que otras carnes, ya que los cerdos requieren menos agua y emiten menos gases de efecto invernadero que otras fuentes de proteína animal.

17 de Mayo de 2023

Alacarta

Carne de cerdo en Paraguay

En los últimos años, mejoró la cría y la alimentación del ganado porcino en nuestro país y esto contribuyó a mejorar en gran medida la calidad de nuestras carnes. Cada vez son más los paraguayos que consumen carne de cerdo y muchos la han incluido como una constante en sus dietas. Sin embargo, en Paraguay deberíamos comer mucho más cerdo, pero, esta carne tienen sus detractores.

Existen mitos y creencias de nuestra gente en torno a su consumo que, poco a poco, frente a la realidad y las evidencias, se están dejando de lado. Argumentos como que es demasiado grasosa, que es sucia por lo que comen los animales, que hace mal cuando la comés mientras tomás alcohol, etc. Estos mitos están siendo desbancados por realidades. Aquí enumeramos algunas:

Mito #1. Es muy grasosa: Falso. Hay cortes de cerdo que tienen muy bajo nivel de grasa, como el lomo, la pierna, el solomillo.

Mito #2. No es tan saludable por la alimentación de los animales: Falso. Actualmente, la cría de nuestros animales está regida en base a programas de alimentación y sanidad que permiten no solo proveer carnes de calidad al mercado interno, también exportar a mercados muy exigentes.

Mito #3. Es difícil de digerir: Falso. Tiene una digestibilidad del 90%, muy alta en comparación con otros alimentos.

Mito #4. Es causante de infecciones: Falso. El consumo de carne de cerdo no causa infecciones. Como cualquier carne, es importante consumirla fresca, bien conservada y bien cocinada.

Mito #5. No puede mezclarse con alcohol: Falso. Esta creencia puede tener origen religioso. Pero lo cierto es que si no se pudiera comer carne de cerdo y consumir alcohol, millones de restaurantes en el mundo habrían cerrado. No hay peligro real en consumir los dos juntos. Por supuesto todo exceso es dañino, no importa de qué sea.

La verdad es que la carne de cerdo es una sana y deliciosa opción para llevar a la mesa familiar. Primero, porque es una carne de alto valor nutricional como ya mencionamos y segundo porque definitivamente es más económica que otras carnes. Y este último punto es para destacar, ya que consumir un producto de alto valor nutricional que es mucho más barato y encima es riquísimo, le conviene a cualquier familia.

Cocinando cerdo

La carne de cerdo viene en una variedad de cortes, algunos magros, otros más grasos, todos versátiles porque se pueden cocinar de muchas formas. El sabor y la textura de esta carne son únicos y esto la hace atractiva para muchas recetas. En cuanto a cómo nos conviene más cocinarlo, podemos asarlo al horno o a la parrilla, hasta cocinarlo en guisos con salsa. Las recetas más populares son el cerdo al horno con papas, el cerdo a la parrilla, las chuletas de cerdo a la plancha, lomo de cerdo al horno con salsas dulces, entre otras. Hay que tener en cuenta que cocinar cerdo asado, a la parrilla o a la plancha son formas saludables de preparar estas carnes, freírlas en aceite o cocinarlas en salsa con cremas puede aumentar su contenido de grasas y calorías.

En la próxima entrega te daremos varias recetas para preparar platos especiales con esta carne que siempre vale la pena tener en tu freezer.

Notas relacionadas

Lo más leído