18 de Enero de 2022
Jorge Bierdermann: La ley de la pureza

Por Jorge Biedermann

Alemania es (aunque los belgas no estén totalmente de acuerdo) por muchos considerado el país de la cerveza. Fue en este país donde se vieron algunos de los mayores avances; en métodos de producción, ingredientes y tradición.

En 1516 se decretó la “Ley Alemana de la Pureza” o “Reinheitsgebot”, para estandarizar y asegurar la calidad de la cerveza. Ésta establece que sólo se pueden usar como ingredientes; agua, cebada, malteada, lúpulo y/o trigo. En esta época no conocían aún la levadura, la cual fue agregada siglos más tarde a la ley de pureza.

Esta ley sigue vigente en Alemania, por lo que no está permitido usar “adjuntos” cerveceros como maíz o arroz que, según algunos, aportan suavidad a la cerveza, pero más que nada es para abaratar los costos de las grandes cervecerías.

Ciudades como Colonia, con el tradicional estilo de cerveza tipo Köslch, liviana y fácil de tomar; o Düsseldorf con su Altbier, más fuerte en alcohol y cuerpo; Berlín con su Berliner Weisse, una cerveza de trigo ácida, debido al agregado de malta ácida; o Múnich con sus cervezas de trigo, eran y son los pilares de la tradición cervecera alemana.

Ahora, esto crea una disyuntiva con la revolución cervecera de las últimas décadas. Podríamos decir que Alemania se mantenía al margen de los nuevos estilos, métodos e ingredientes que nacieron con la revolución liderada por Estados Unidos.

Berlín, capital de Alemania y una de las capitales económicas y culturales del mundo, también es el nido de la revolución germana de la cerveza. Bares productores de cerveza, fábricas y cerveceros caseros, siguen en aumento año tras año, experimentado con nuevos métodos, sabores e ingredientes, pero siempre respetando la Ley de la Pureza.

Esta disyuntiva parece haber encontrado una solución pacífica entre ambos mundos; la gran influencia de cervezas belgas y americanas está cambiando la mente del consumidor alemán, especialmente de la generación post muro de Berlín, y con la apertura de la fábrica de Stone Brewing Co (uno de los mayores y más importantes productores de cerveza artesanal de Estados Unidos y el mundo) en el centro de Berlín, nos abre un abanico de nuevas posibilidades. Y nos hace preguntar: ¿Hasta cuándo será necesaria la ley de la pureza?

Algunas cervezas y cervecerías que probar en Alemania:

Vagabund Brauerei: Cervecería artesanal ubicada en el barrio de Wedding, cuenta con excelentes India Pale Ale, y Ales del nuevo mundo.

Antwerpener Str. 3 - Wedding, Berlín

Hopfenreich: Cuenta con una grandísima selección de cervezas artesanales alemanas e importadas de Europa y Estados Unidos.

Sorauer Strasse 31- Kreuzberg, Berlín

Tap House Munich: Ubicada cerca de la terminal de trenes de Múnich, es uno de los bares con mayor selección de cervezas de toda Alemania.

Rosenheimer Str. 108 - Munich, Bavaria

Bräustüberl Weihenstephan: Esta es la cervecería más antigua del mundo aun en funcionamiento, data del año 1.040, y sus cervezas de trigo están entre las mejores del mundo.

Weihenstephaner Berg 10 - Freising, Bavaria

4 de Julio de 2016

alacarta

Notas relacionadas

Lo más leído