25 de Septiembre de 2022
Planchada de Mariscos

Plancha de maricos

Es divertido juntarnos a comer algo rico al menos una vez al día. De eso se trata la vida, de disfrutar las cosas. Es el mensaje que nos recibe al entrar por las puertas de vidrio de este restaurante nuevo en Asunción pero con larga tradición en las playas de la Costa Atlántica.

Pero ojo, El ViejoMarino no es una simple sucursal, una cadena o una franquicia, la familia Marrero, oriunda de Piriápolis, juntó sus valijas y se vino entera a mostrarnos lo que mejor saben hacer.

Por alguna razón la gente siempre confunde Uruguay y Paraguay, y por primera vez, creo que a nadie le molestará. Aterrizando desde Punta del Este, ciudad vacacional por excelencia de muchas familias asuncenas, un clásico de “toda la vida” desembarca en nuestra madre de ciudades después de 30 años de veraneo sin fin. Durante toda la temporada baja, hasta diciembre y volviendo a reabrir en febrero, El Viejo Marino le dijo “hasta pronto” a las playas charrúas.

Ahora sí, el Viejo se enchuló un poco al cruzar a suelo guaraní. Lo único que permanece es la famosa canoa colgada en el patio interior. Más elegante y minimalista, y dejando un poco de lado la rusticidad de su local original. Este restaurante tienta a los comensales con sabores marítimos, conjugados con delicias de nuestros acaudalados ríos.

Con múltiples texturas en blanco y negro decorando las paredes y la mantelería y grandes ventanas y espejos que reflejan la luz del día, el ambiente es sobrio y confortable.  Sencillas arañas pintadas de color blanco cuelgan de los techos, y la calidez de su patio invita a celebrar una ocasión especial o compartir con amigos. Además, cuenta con dos salones VIP para 10 personas, ideales para una reunión de negocios o una tertulia íntima y personalizada.

Como lo dice el nombre, si estamos teniendo añoranzas del mar, El Viejo Marino, con sus influencias españolas y mediterráneas, es el único indicado para aplacar esos sentimientos. Para empezar, nada como una cazuela de mariscos (G 140.000) para recordar que aunque estemos a mil y tantos kilómetros, los bichos marítimos también pueden disfrutarse en este país mediterráneo. Otra opción es una planchada de mariscos (G 160.000) acompañada, por ejemplo, de una ensalada de peras y endivias y queso azul (G 60.000), placer que juega con los sentidos en su mezcla de texturas y sabores. Otra entrada son los  Txipirones de la Bea, una porción generosa de calamares encebollados a la plancha con papitas a la crema y soja (G 80.000).

Precio: Gs 160.000 Dónde: El Viejo Marino Tel: (021) 624935 Dirección: Cnel. Dugratty 5210 y Cruz del Chaco    

14 de Marzo de 2014

Alacarta

Notas relacionadas

Lo más leído