4 de Junio de 2020
Postres para compartir
Casi podemos afirmar que en esta época de celebraciones, brindis y abrazos, los protagonistas de nuestras mesas son los postres.

En una tierra tan calurosa como la nuestra, donde el sentido común nos dicta comer liviano, el corazón -que nunca escucha a la razón- nos lleva directo a nuestros orígenes y nos encontramos desempolvando recetas de otros mundos que, a veces, quedaron guardadas porque quien las honraba, ya no está. Con los postres se despiertan la nostalgia y el cariño de la mano de las recetas de la abuela, los aromas de mamá...
Al levantar las copas para celebrar el año que pasa y recibir uno nuevo, nos damos cuenta de que la tradición, la familia y la sangre llaman y que en estos días ajetreados, la mayoría de nosotros encontramos un espacio tranquilo para recordar a nuestros seres queridos y añorar algún pedacito de mundo que se nos hace esquivo y que extrañamos.
Las fiestas de fin de año son un buen espacio para agradecer por la vida, las personas y los logros y para reunirnos no sólo a la mesa, sino en la cocina para preparar esas recetas que no queremos que se pierdan y que vamos transmitiendo cada año en una hermosa cadena de amor.
Para ello reunimos a 5 reposteros y cada uno preparó el postre que va a compartir con sus familias. Así, abriéndome paso entre mangos y aroma a flor de coco, pude disfrutar un dulce viaje por un mundo lleno de recuerdos, anécdotas y sabores.

20 de Diciembre de 2019

Ana Elisa Greenwood

Celebrando las fiestas

Celebrando las fiestas

1. La famosa carrot cake


Guadalupe Cáceres, propietaria de Tea Time Bakery.

Si los postres usaran corona, la torta de zanahoria tendría una bien grande. Figura en la historia de la humanidad desde la Edad Media y no hay geografía, clima o moda que se anteponga a su presencia. Guadalupe nos ha hecho fanáticos de su famosa carrot cake. Con las manos en la masa aprendimos que en esta torta no pueden faltar tres especias: canela, jengibre y nuez moscada, pasas y nueces y, por supuesto: zanahorias cocidas que aportan dulzor, suavidad y humedad a la preparación final. Es buena elección para la mesa de postres, fácil de elaborar, sabrosa y especial para acompañar el espumante.

2. La vera rosca italiana


Chiara Pederzani, cocinera y propietaria del proyecto familiar Pederzani Celebraciones.

Pan y vino. En este caso, bizcochuelo y vino son cosas que no pueden faltar en una verdadera cena festiva. Chiara nos presenta este postre tanísimo muy fácil de hacer, económico y resultón sin dejar de lado el romance que lo caracteriza. Una rosca sencilla a base de harina, huevo y azúcar que, al servirla, se moja con un buen tinto. Este postre solían hacer en la época de la nonna Bruna para la sobremesa de las fiestas, cortada en porciones pequeñas que se zambullen -como vainillas- directo en la copa de vino. Este bizcocho también se puede saborear acompañado de café recién salido de la “macchinetta”.

3. Pavé (y pa comé)


Jorge Cardozo Echauri, chef pastelero propietario de Georges Pâtissier.

Jorge Echauri preparó una receta familiar inspirada en su tía Ligia. Creyente confeso de Papá Noel y generoso como él, nos esperó con todos los ingredientes para lograr un fantástico pavé que incluyó ciruelas y duraznos, crema de leche condensada y mousse de dulce de leche. La base: galletitas de vainilla. Arriba un crumble de nueces y merengue triturado. El pavé es un postre brasilero y podemos afirmar que ya es un clásico de las mesas familiares paraguayas. Resulta un dulce fresco, fácil de elaborar, puede dejarse listo días antes y es muy versátil. La única condición insalvable es respetar las horas de frío en heladera.

4. Entremet Navideño


Larissa Areco, cocinera dulce.

Larissa, cocinera dulce autodidacta nos contó que en esta época le gusta evocar sabores y aromas de su vida: pino, hibisco, frambuesas y cerezas se mezclan con los típicos limones, mangos y hasta la flor de coco. Buscando el postre perfecto para la mesa festiva logró un magistral entremet que, además de lindo, es muy fresco y elegante. Un postre francés que se caracteriza por sus múltiples capas de mousses, diferentes texturas y un acabado con estilo espejo. Ideal para coronar una opípara cena. Nos enseñó a elaborarlo, pero también nos comentó que le gusta innovar y que por eso, cada año, se luce con un postre distinto.

5. Coqueta torta de chocolate


Jorge Leiva, consultor.

Es innegable el romance que casi todos tenemos con la torta de chocolate. Para regalarles la receta visitamos a Coco Leiva quien nos dio su mejor versión: la que le enseñó su mamá. Compartimos una mañana de recuerdos a medida que la torta tomaba forma y color. Chocolate, cáscara de naranja, moras, cerezas y hasta algunas flores bailaron frente a nuestros ojos hasta llegar a una torta hermosa, elegante y llena de color, perfecta para la foto. Tan linda que hasta dio pena cortarla. Los postres con chocolate nos acompañan todo el año por eso, esta idea es perfecta para encarar la celebración.

 

 

Notas relacionadas

Lo más leído