21 de Mayo de 2022
Showroom 1343: Happy hour en la vereda
[unitegallery Showroom_1343_Happy_hour_en_la_vereda] Finger food. Mix and match. Showroom. Todos anglicismos, palabras prestadas del inglés. Ni canapé ni pincho ni piqueo le hacen justicia a finger food, que engloba todas las anteriores. Mezclar y combinar no tiene el sex appeal de mix and match. Salón de exhibición es pesado y solemne y artrítico comparado a showroom. Si escribo que Rose Mary Apodaca, Luis De León, Fernando Preda, Jimena Saldívar y Sabrina Ceretta (quien no está de cuerpo presente, porque vive en Ciudad del Este, pero no es menos parte del proyecto) nos ofrecieron canapés para mezclar y combinar en su salón de exhibición, les mato la seducción, o allure. Montar el buffet es lo que están haciendo los chicos en la vereda. Cosas frescas que casan las unas con las otras para agarrar al vuelo, como frutas y verduras de estación y las múltiples manifestaciones del pan, el queso y las carnes curadas. Es lo que suelen hacer, abrir la tienda a la calle y ponerle onda con comida, bebida y música al largo ritual de curiosear, elegir, probar, descartar, mezclar y combinar hasta que la clienta esté satisfecha. Amenizar, como se dice. Y lo suelen hacer en el interior también, poniéndole rueditas a la tienda y llevándola a ciudades como Ciudad del Este. El concepto es otro anglicismo: pop-up, o aparecer de repente. Showroom 1343 funciona como galería de diseño y de arte, con una selección de piezas de diseñadores nacionales e internacionales. Rose Mary Apodaca vendría a ser la curadora. Ella es diseñadora de indumentaria femenina y lo ha sido desde hace quince años con su marca Rojho. Estudió diseño de modas en la Universidad de Buenos Aires, donde vivió un tiempo. Hace cuatro años decidió enfocarse en otro eslabón de la cadena de la moda, el que hace llegar la moda a los compradores, o los compradores a la moda. “Comencé a hacer cursos en Rediex y a participar a través de ellos en ferias internacionales para entender mejor el negocio de la moda. Cosas que van desde las estrategias de venta y la administración de una tienda hasta la forma de exhibir y etiquetar las prendas. Tenemos mucho talento en Paraguay y se están haciendo cosas muy copadas. Lo que tenemos que hacer es articular para que lleguen al público”. Rose Mary espera que la tienda de Lillo se convierta en ese puente para que el trabajo copado se venda, permitiendo que se genere más trabajo copado. Era una idea fija de Rose Mary y el estilista y asesor de imagen Luis De León hace ya un tiempo. “Luis y yo viajamos por Europa y Estados Unidos buscando lo que nos gustaba. Y acá buscamos a los diseñadores que más nos gustaban, pero también a los que más venden, los que tienen marcas con mucha salida. Armamos juntos una colección con proyección comercial donde cada quién aporta algo y todo se complementa”. Los diseñadores nacionales que integran Showroom 1343 son Fernando Preda, con Viuda Ramírez; Jimena Saldívar, con Romañach; Sabrina Ceretto, con su línea de accesorios Morena Canela. Fernando ganó una de las primeras ediciones del concurso Pilar Puro Talento del AFW y desde entonces Viuda Ramírez tiene un espacio ganado entre las más jóvenes, con prendas de autor “hechas con artesanas para rescatar el valor de lo hecho a mano. Y únicas; nunca hay dos vestidos iguales”. Paralelamente, trabajó apenas salido del colegio con marcas como Zara y Quiksilver, donde aprendió todo lo relacionado al desarrollo de producto. Jimena estudió en la Universidad de Palermo, trabajó en Doravera y Nice hasta que se animó a lanzar su propia marca, Romañach, que se especializa en sastrería femenina, “piezas clásicas pero con un toque callejero, para una mujer que tiene que estar divina y cómoda desde las ocho de la mañana hasta los eventos que tenga en la noche”. Sabrina es diseñadora de joyas y trabaja con cristales Swarovski, creando joyas y accesorios propios, y también personalizando piezas de acuerdo a lo que quiera la clienta. Luis De León es reconocido como uno de los mejores coloristas del país, y desde el año pasado cuenta con un título en asesoría de imagen. Él es quien termina de redondear la imagen, aportando una visión integral sobre las prendas, accesorios, maquillaje y, por supuesto, el cabello que mejor se adecuen a los rasgos de la mujer y siguiendo las tendencias. La idea con esta unión de fuerzas es que la mujer encuentre en un solo lugar todo lo que necesita para salir completamente satisfecha con su imagen. “Podés pedir que se te haga algo a medida de cero, o podés pedir un ajuste o detalle para las prendas que están en perchero. Como son varios estilos de vestir pero también tenemos accesorios, está todo para combinar. Hay algo para todas, desde looks zarpados para chicas jóvenes hasta lo más clásico y elegante para señoras. Tenemos hasta delivery”, dice Rose Mary. Para Jimena, que se confiesa perfeccionista, el valor está en “entregar prendas impecables, con una buena terminación y, además, de mano de obra nacional”. No seremos grandes cocineros, dicen los cuatro, pero somos buenos diseñadores. El finger food pop-up buffet está listo.

30 de Octubre de 2015

Alacarta

Notas relacionadas

Lo más leído