3 de Diciembre de 2022
Cricova winery, es una las bodegas más importantes de este país de Europa del Este, productor de grandes vinos.

La bodega Cricova es muy particular, un lugar obligado para visitar si viajás a Moldavia. Se encuentra a unos 17 kilómetros al norte de Chisinau, la capital de Moldavia, y es famosa en el mundo por sus impresionantes galerías subterráneas de piedra calcárea, -algunas a 80 metros de profundidad-, cargadas de vino. Un lugar ideal para la guarda de vinos tranquilos y espumantes. Esta enoteca se creó en 1954 y hoy posee cerca de 1,3 millones de botellas, muchas de excepcional calidad e inusual historia. Alberga vinos de personalidades internacionales como la ex canciller de Alemania, Angela Merkel o el presidente ruso Vladimir Putin, que están colocados en una serie de nichos pintados de blanco, muy impresionantes.

Cricova hace fama a su nombre, principalmente debido a sus excelentes espumantes elaborados de cepas tradicionales como Chardonnay, Pinot Noir y Moscatel, y también, de cepas autóctonas muy interesantes que no son conocidas por estas latitudes. Hablamos de cepas como la fetească alba, una blanca rústica muy especial, que regala vinos florales y cítricos.

La cepa fetească albă

Esta cepa, oriunda del este europeo, es cultivada en Moldavia, Transilvania (Rumania) y en la región de Eger (Hungría). En Moldavia está la mayor área de viñas de esta variedad. Se utiliza para hacer vinos blancos monovarietales o blends y vinos espumosos de gran calidad, de carácter distinto y de una solidez diferente a muchos vinos espumosos tanto del Nuevo como del Viejo mundo. La cepa fetească albă tiene varios sinónimos, baratik, bulgarien feteasca, fetiasca alba, fetiasca belii, fetiaska alba y muchos otros.

La cata del espumante Feteasca Alba

Hoy nos llega de muy lejos, del este europeo, este espumante exquisito, extra-sec elaborado de esta cepa. Se trata del Fateasca Alba de Bodega Cricova. 

Un espumante elaborado 100% de fetească albă, siguiendo el método tradicional de segunda fermentación en botella, y manteniendo la tradición del remuage manual -se van girando paulativamente las botellas manualmente para que los sedimentos de levaduras se depositen en el cuello de la botella y se eliminen antes del encorchado final.

12 de Mayo de 2022

Christian Mezger

A la vista

Brillante, transparente, de color amarillo paja con ribetes verdosos, intensas y finas burbujas en centro de copa que va formando un suave perlage. 

En nariz

Intenso al inicio, es muy elegante y complejo, dejando pasar aromas, en principio a flores blancas, frutas cítricas, durazno fresco y manzana verde. Luego van siendo dominados por un fondo a tostados, panificados y brioche. Personalmente me deleitan cuando los encuentro en espumosos de buena calidad. Me indican un largo descanso del vino sobre sus lías, antes del degüello.

En boca

Es seco, muy fresco, agradable y ligero. Acidez punzante y cosquilleo de burbujas, se suman a la complejidad de sabores que van transcurriendo en los segundos. El alcohol apenas perceptible equilibra el resto de los componentes. Final prolongado y delicioso que invita a seguir degustando otros sorbos de este néctar.

Maridaje

Una buena opción como aperitivo o entrada. Va bien con varios platos como quesos no madurados, hasta postres dulces afrutados o con crema, debido a su buena acidez y aromas equilibrados.

Para descubrir más, visita www.ottobiano.com.py 

Notas relacionadas

Lo más leído