15 de Enero de 2021
Descargá la aplicación.
Alacarta App
La fiesta de los tres días

La fiesta de los tres días

Por Mariela Castro

La mesa ha sido a lo largo de la historia un lugar determinante en la toma de decisiones. No en vano existen los desayunos de trabajo, los almuerzos ejecutivos, las cenas corporativas, los karaokes para los japoneses y el chino mandarín para el postre.

Seguramente, algunos recordarán esta película del año 2000, cuya historia tiene como protagonista a François Vatel (Gérard Depardieu), el cocinero que organizó el mayor festín en honor al Rey Sol: “La fiesta de tres días”.

Lo determinante de la ocasión era nada menos la pretensión del príncipe Condé de ser nombrado comandante en jefe del ejército francés ante el posible conflicto que se veía venir con Holanda. Es así que el príncipe busca entonces seducir al rey, poniendo sobre la mesa, no una estrategia de guerra, sino los más deliciosos manjares que Vatel pudiera preparar al monarca y sus dos mil invitados.      

El año que acaba trajo mucha noticia en lo que respecta a los fuegos nacionales; nominaciones, premios, aperturas, nuevas propuestas. Aunque la luz que se ve es aún tímida, el camino está para ser andado y con mayor devoción de la que se ha venido poniendo. Nuestro medio implementó las ideas, pero lo que aún nos falta es el contenido, el concepto que haga que esas ideas se sostengan.

Hace unos días me entrevistaban y me preguntaban sobre por qué incursioné en el área de dar cursos y de compartir conocimiento, siendo parte de una empresa que bien puede dejar estos menesteres en manos contratadas.

He ahí el punto diferencial de la cuestión.

Antes que todo, considero que el saber sirve mucho más si es aplicado a la vivencia, a la experiencia.

Respondiendo a la pregunta que me hacían, desde un principio la idea fue y sigue siendo la de promover una cultura real del vino, un proyecto desde luego a muy largo plazo, considerando que lo que mueve al mercado y a las empresas son los números, más que la pasión por lo que hacemos.

La relación comercial es, sin duda, el leitmotiv del 99% de las empresas. No conozco una que promueva la experiencia vino con la valoración que corresponde, y prueba de eso es que aún hoy, después de años de trabajo y estadísticas que hablan de un aumento de consumo, se siguen descorchando botellas a rabiar por el afán de promover más que un deleite, una venta, y donde se está acostumbrando a los “nuevos” consumidores a no apreciar, sino, simplemente a beber.

¿Qué tiene que ver esto con Vatel, con la mesa, con lo nuevo y lo que quedó?... Pues el vacío de conceptos es, precisamente, lo que no hace a un medio. Como todos los que leen esta columna habrán notado, en los años que lleva, se ha empeñado en unificar la dicotomía existente en nuestro mundo enogastronómico.

El trabajo arranca al amanecer y concluye tarde, todos los días, creyentes de que la perseverancia dará sus frutos.

En pro de fusionar ambas aristas de un mismo tema, este año hemos trabajado en conjunto con el chef Fernando Ahlers de San Pietro en proyectos particulares, por un lado, y he cumplido la meta con el proyecto Terroir por otro, un proyecto que anhelé a lo largo de los años y que se hizo posible gracias a ese crecimiento que notamos en número, pero que necesita potenciarse en acciones. Y es a través de esta columna que he establecido un riquísimo y directo contacto con los curiosos del vino, como denomino a aquellos que buscan y aprecian lo bueno.

Este año culmina, sin dudas, con un éxito que he querido compartir con ustedes que me leen y me escriben semanalmente haciendo consultas. En respuesta a eso abro para ustedes lo que tengo y tenemos para ofrecer, personalmente y en Terroir, para que vuestro año termine como es debido, con lo mejor que se pueda sobre la mesa, la que acuña grandes historias que construyen la vida, porque, ahora que empiezan los festejos, pensemos en Vatel y sepamos que una buena mesa gana cualquier batalla, pero también que un banquete sin vino, ¡no es un banquete!

¡Salud por los buenos propósitos que la vida nos da!

27 de Diciembre de 2016

Alacarta

Notas relacionadas

Lo más leído